(CNN) - El encarcelado líder opositor venezolano Leopoldo López pidió a los manifestantes mantener vivas las protestas masivas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, dijo su esposa, Lilian Tintori, a la prensa.

"No podemos parar hasta lograr nuestra libertad. Yo estoy en la calle con ustedes, en mente y espíritu" dijo López, según los tuits de su esposa.

Tintori transmitió las palabras del líder opositor después de que lo visitó el domingo en la prisión de Ramo Verde.

En septiembre de 2015, Leopoldo López fue hallado culpable de los delitos de instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio en relación a los hechos de violencia desatados tras una manifestación opositora en febrero de 2014, que dejaron un saldo de 43 muertos.
López fue condenado a más de 13 años de prisión.

La visita de su familia se produce días después de que el gobierno dio a conocer un video en la televisión estatal en un esfuerzo por disipar los rumores sobre su estado de salud.

La familia no tuvo acceso a la prisión durante aproximadamente 35 días.

Su esposa dijo que López no estaba al tanto de las protestas de las últimas semanas en toda Venezuela.

"Él está en forma y bien... Está aislado. Resiste. Es difícil, pero resiste", dijo Tintori fuera de la prisión. Llamó a una nueva protesta para este lunes.

Desde que el 30 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) emitió una sentencia para asumir las competencias de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, el país se ha sumido en una profunda crisis institucional agravada por los problemas sociales y de desabastecimiento de productos básicos. Tres días después, el alto tribunal dio marcha atrás, pero el descontento de los venezolanos no se detuvo y han seguido saliendo de manera masiva a las calles.

Los manifestantes contra el gobierno quieren que Maduro renuncie y se celebren nuevas elecciones. El gobierno ha bloqueado repetidamente cualquier intento de expulsar del poder a Maduro mediante un referéndum. También ha retrasado las elecciones locales y estatales.

"Esto no es (sólo) una dictadura, esto es una dictadura represiva", dijo López, de acuerdo con su esposa.

El 1 de mayo, Maduro anunció la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, algo que fue calificado por la oposición como un "fraude constitucional". Esta asamblea tendría el poder de reorganizar el Estado y podría llevar a la redacción de una nueva constitución nacional.