(CNN) - La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) despidió a la mitad de los científicos que trabajaban en una junta de revisión científica que juega un papel crucial en el trabajo que esa entidad hace, según conoció CNN este lunes.

La EPA depende en gran medida en la orientación científica del grupo cuando se trata de calidad de aire y agua para la toma de decisiones. Un portavoz de la EPA le dijo a CNN que en total hay 18 puestos en este consejo consultivo particular, y a nueve de esos científicos no se les renovará el contrato después de que termine su periodo de tres años.

LEE: El dióxido de carbono no contribuye tanto al cambio climático, dice Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

Hay un notable cambio ideológico en la agencia bajo el gobierno de Donald Trump y de su director, Scott Pruitt. Algunas personas de la comunidad científica dicen que el despido de este número tan alto de científicos del grupo de consultores científicos es otra prueba más de ello.

Gretchen Goldman, director de investigaciones del Centro de Ciencia y Democracia preguntó “¿Cuál fue la razón científica para remover a esos individuos de la junta de revisión científica de la EPA? Es muy raro ver esta gran escala de despidos incluso en una transición presidencial”.

“La EPA está tratando a esta junta de revisión científica como si sus miembros fueran designados políticos cuando esos comités no son puestos políticos. Los individuos de estas juntas son nombrados con base a experiencia científica y no por política. Esta medida de la EPA está insertando la política en la ciencia”, añadió Goldman.

Vista general de la sede de la Agencia de Protección Ambiental en Washington. Durante la administración de Donald Trump, el presidente busca recortarle el presupuesto en un 31%, pasando de 8.100 a 5.700 millones de dólares. (Crédito: Justin Sullivan/Getty Images)

Un científico de la junta dijo que nunca antes había visto a una persona que no fuera nombrada nuevamente al consejo durante una transición presidencial.

Un portavoz de la EPA cuestionó que alguien haya sido despedido y dijo que los individuos de la junta de revisión científica son contratados para un periodo de tres años, y que aquellos cuyo contrato no es renovado pueden volver a presentarse en el futuro.

En un comunicado enviado a CNN vía correo electrónico, la EPA dijo que “recibió cientos de nominaciones para trabajar en el consejo, y queremos asegurar una consideración justa de todos los nominados —incluyendo aquellos nominados que pudieron haber trabajado anteriormente en el panel— y llevar a cabo un proceso competitivo de nominación".

El portavoz de la EPA dijo que la agencia quería más científicos con antecedentes más diversos, incluyendo científicos de la industria.

Algunos de los actuales científicos en la junta recibieron la notificación vía correo electrónico de que no serían contratados de nuevo.

“Hemos sido informados de que sus contratos no serán renovados y que la Agencia llevará a cabo un proceso de nominación competitivo para solicitar nuevos miembros en vez de recontratar a los individuos que ya han trabajado por un periodo de tres años”, dice el mensaje de la EPA enviado a un científico de la junta y que pudo conocer CNN.

Courtney Flint, profesora de la Universidad Estatal de Utah y miembro de la Junta de Consejeros Científicos, dijo en un comunicado este lunes que la noticia que recibió el viernes “fue una sorpresa”.

“No creo que esté especulando cuando digo que esta es una movida política”, dijo ella. “Espero que este trabajo de consejería pueda continuar haciéndose con expertos científicos objetivos que sean una muestra representativa de las voces de la sociedad para informar las políticas".

Pruitt ha sido criticado por su cercanía a la industria energética, elevado las preocupaciones de los ambientalistas de porque podría reemplazar a los miembros del consejo con más individuos del sector de la energía.