Callista Gingrich, esposa del antiguo portavoz de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich waves, saluda a la multitud durante la Convención Nacional Republicana en Cleveland Ohio, el 20 de julio de 2016.

(CNN) - Callista Gingrich, la esposa del expresidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Newt Gingrich, es la favorita para ser la próxima embajadora de ese país en El Vaticano.

La Casa Blanca espera anunciar su nominación antes de la reunión del presidente Donald Trump con el papa Francisco el próximo 24 de mayo en Roma.

Un funcionario del gobierno dijo que la decisión de nominar a Gingrich ya fue tomada, pero el anuncio ha tardado más de lo esperado, esperando la aprobación de la Oficina de Etica Gubernamental (OEG).

Un portavoz de esa institución le dijo a CNN este lunes que las revelaciones financieras de Gingrich fueron aprobadas hace cinco semanas. La oficina está esperando la nominación formal de la Casa Blanca.

“La OEG completó su trabajo y aclaró su reporte el 7 de abril”, dijo el portavoz Vince Salamone. La Casa Blanca espera presentar la nominación de Gingrich a finales de esta semana.

Gingrich es una católica devota y dijo en una entrevista a la Christian Broadcasting Network en 2011 que ella siempre ha sido “una persona muy espiritual”.

El esposo de Gingrich fue muy cercano a Trump durante su campaña presidencial y fue considerado para ocupar un cargo en el gabinete, pero decidió no asumir un papel en el gobierno.

Poco después de la toma de posesión de Trump, Newt Gingrich le dijo a CNN que Trump estaba considerando a su esposa para que fuera la embajadora ante la Santa Sede.

“Está bajo consideración”, dijo Gingrich.

El antiguo presidenciable del partido republicano en 2012 no dio más detalles sobre el proceso de deliberación en ese momento, simplemente dijo que estaría “muy emocionado por ella” si le ofrecieran el cargo.