(CNN Español) - La Corte Constitucional de Colombia declaró inexequibles este miércoles dos literales del acto legislativo que avala la aceleración de los trámites en el Congreso para implementar el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC, en noviembre del año pasado.

La Corte rechazó así el punto que prohibía que el Congreso modificara los proyectos de ley necesarios para hacer realidad los acuerdos de paz y el punto de la aprobación de esos proyectos, que establecía que la votación de esos proyectos debía hacerse en bloque en cada cámara del Congreso.

Los literales declarados inexequibles son el H del artículo primero, que establece que “los proyectos de ley y de acto legislativo solo podrán tener modificaciones siempre que se ajusten al contenido del Acuerdo Final y cuenten con el aval previo del Gobierno Nacional”, y el J también del artículo primero, que establece que “en la comisión y en las plenarias se decidirá sobre la totalidad de cada proyecto, con las modificaciones avaladas por el Gobierno Nacional en una sola votación”.

El Acto Legislativo por la Paz o fast track, como se le conoce en Colombia, se aprobó en el Congreso en junio del 2016 y creó un procedimiento especial para tramitar las reformas legales y constitucionales que se deriven de los acuerdos finales de paz, además de otorgarle facultades extraordinarias al presidente Juan Manuel Santos para expedir decretos con fuerza de ley, exclusivamente relacionados con el desarrollo del acuerdo de paz. Esas facultades extraordinarias tienen una duración de 90 días, prorrogables por una sola vez, por 90 días más.

De acuerdo con el fallo de la Corte, la decisión se tomó para proteger el principio de separación de poderes.

MIRA: Reportaje especial: Los últimos días armados de las FARC

FARC guerrillas fall in during a review at their camp in the Transitional Standardization Zone in Pondores, La Guajira department, Colombia on April 3, 2017. The Colombian government reported that the FARC guerrillas provided a total list with the names of the 6,084 members of the rebel group who have gathered in 26 "standardization zones" across the country, where they are building accomodations that will house them until the end of the disarmament process, outlined in the peace agreement reached in November 2016. / AFP PHOTO / Joaquin Sarmiento (Photo credit should read JOAQUIN SARMIENTO/AFP/Getty Images)

(JOAQUIN SARMIENTO/AFP/Getty Images)

El alto tribunal respondió así a una demanda presentada el año pasado por el senador Iván Duque, del partido Centro Democrático, que se opone al acuerdo de paz con las FARC, contra el Acto Legislativo por la Paz o fast track. 

Duque celebró la noticia en sus redes sociales.

El Gobierno, por su parte, aseguró que el fallo del alto tribunal no afectará la implementación de lo pactado con las FARC. “Recibimos con tranquilidad y con profundo respeto de demócratas la sentencia de la Corte Constitucional”, afirmó en rueda de prensa el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada.

Prada también dijo que el Gobierno confía plenamente en que “el Congreso de la República continuará el trámite de los proyectos que implementan los acuerdos de paz”.

Según él, es necesario aclarar que el fallo no implica “una declaratoria de inconstitucionalidad del fast track ni del procedimiento especial legislativo” y eso significa que “se preserva el trámite en el Congreso de la República de estas iniciativas con la velocidad y el trámite que está establecido”.

Por su parte, el comandante de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry alias ‘Timochenko’, afirmó a través de su cuenta de Twitter que nunca creyó que el camino fuera fácil y dijo que la guerrilla entró en “asamblea permanente” en las zonas donde se encuentra concentrada para cumplir con el desarme pactado en el acuerdo, para estudiar a fondo las implicaciones del fallo de la Corte.

La demanda del senador Duque incluía otros aspectos del Acto Legislativo por la Paz (como las facultades extraordinarias para Santos), frente a los cuales la Corte Constitucional se declaró inhibida.