(CNN) - El exoplaneta descubierto más recientemente no actúa como cualquier otro planeta del que hayas oído hablar. El extraño hallazgo se encuentra a 650 años luz de la Tierra, en la constelación Cygnus.

KELT-9b es un planeta gigante, casi el doble del tamaño de Júpiter, con una temperatura durante el día más caliente que la de la mayoría de las estrellas y miles de grados más caliente que cualquier exoplaneta conocido, según un estudio publicado este lunes en la revista Nature.

Está tan cerca de su estrella anfitriona, KELT-9, que orbita cada día y medio a diferencia del año que toma la Tierra para orbitar el Sol. Esta proximidad no es exactamente amable con ella.

MIRA: Capturando el hermoso resplandor de las estrellas

La estrella es 2 veces más caliente y 2,5 veces más masiva que nuestro sol. También gira 50 veces más rápido que nuestro sol, tan rápido que sus polos se han aplanado y el ecuador se abulta. Esto lo convierte en la estrella más caliente de un exoplaneta que conocemos, dijo Scott Gaudi, autor del estudio y profesor de astronomía en la Universidad Estatal de Ohio.

La temperatura y el tamaño harían que la estrella parezca de color azul claro a nuestros ojos. Su temperatura lo sitúa en la clase más caliente de estrellas A y B.

El planeta está unido a su estrella, como la Luna siempre muestra la misma cara a la Tierra. El lado del día se vería naranja, tan caliente que las moléculas complejas no pueden permanecer juntas y sólo 2.000 grados más frío que nuestro sol. Si se vierte agua en la superficie, se disociará inmediatamente en oxígeno e hidrógeno, dijo Gaudi.

LEE: La NASA revelará nuevos descubrimientos sobre otros planetas con océanos

El lado de noche se ve rojo oscuro como el de una estrella enana roja, sobre todo porque no sería capaz de redistribuir correctamente la energía de la parte del día.

Como si este planeta no fuera bastante extraño, también orbita perpendicular a su estrella, viajando alrededor de los polos de la estrella y no del ecuador. Los investigadores también creen que la órbita se estrecha cada vez más.

LEE: ¿Qué sigue ahora que descubrieron 7 nuevos planetas? Seis respuestas para entenderlo

El KELT-9b no está en una buena trayectoria. Su estrella, que ya tiene un par de cientos de millones de años, se quedará sin la fuente de energía de hidrógeno en su núcleo en 300 millones de años más. Después de eso, se expandirá a tres veces su tamaño, se enfriará y se detendrá.