(CNN) - Que un alto ejecutivo de repente desaparezca sería alarmante para cualquier empresa. Pero en China se ha convertido en una situación inquietantemente familiar.

El último ejemplo es el de Wu Xiaohui, presidente de una importante compañía de seguros que posee el Waldorf Astoria en Nueva York y que recientemente mantuvo conversaciones con la familia Kushner sobre una torre de oficinas en Manhattan.

Según informes, fue detenido el viernes pasado por las autoridades como parte de una investigación gubernamental. Su compañía, Anbang Insurance Group, dijo en una breve declaración que Wu "no puede llevar a cabo sus funciones debido a razones personales".

Su abrupta ausencia sigue a una serie de casos en los últimos años en los que los líderes empresariales fueron retirados —sin mucha ceremonia— de sus deberes por las autoridades, dejando a los empleados y accionistas en el limbo.

En el 2015, los altos ejecutivos de decenas de empresas chinas desaparecieron. Algunos regresaron a sus puestos, otros no.

Las causas parecían ser la represión del presidente Xi Jinping contra la corrupción, así como las investigaciones gubernamentales sobre la impresionante caída del mercado bursátil de China en el verano del 2015.

El año pasado fue relativamente tranquilo, pero un nuevo impulso ahora parece estar desplegándose antes de una reunión importante de la élite política de China en el otoño. A principios de este año, el jefe de vigilancia del mercado de valores del país, según se informa, prometió capturar a más magnates dedicados a la manipulación del mercado.

He aquí tres de los casos más destacados en los últimos 18 meses:

Sacado del Four Seasons

Xiao Jianhua

El multimillonario chino Xiao Jianhua fue sacado de su apartamento en el hotel Four Seasons en Hong Kong y llevado a China continental a fines de enero, según una fuente familiarizada con la situación.

Xiao controla el Grupo Tomorrow, una compañía de cartera masiva con participaciones en bancos, aseguradores y promotores inmobiliarios.

Días después de su desaparición, un anuncio de primera página publicado en un periódico de Hong Kong enturbió las aguas al parecer que negara que había sido detenido.

La declaración, que tenía el nombre de Xiao impreso en la parte inferior, aseguró que se estaba "recuperando en el extranjero" y esperaba reunirse con los medios de comunicación una vez que se hubiera recuperado. Casi cinco meses después, no está claro lo que le pasó.

El Warren Buffett chino

Guo Guangchang

Las inversiones del conglomerado chino Fosun Group incluyen Club Med, Cirque de Soleil y Thomas Cook. A su presidente, Guo Guangchang, se le ha llamado el Warren Buffett chino.

Pero la fama y la fortuna de Guo no le salvaron de desaparecer por varios días a finales del 2015. Fosun suspendió el comercio de sus acciones después de su repentina desaparición.

Cuando Guo finalmente reapareció, la compañía aseguró en un comunicado que había estado ayudando a funcionarios con investigaciones. Su breve ausencia no descarriló los negocios de Fosun. La compañía reportó 11.000 millones de dólares en ingresos el año pasado.

Magnate de la ropa

Zhou Chengjian

Zhou Chengjian, el multimillonario fundador de una de las principales empresas de ropa de China, desapareció en enero del año pasado. Después de que se reportara que Zhou había sido detenido por las autoridades, su compañía, Metersbonwe, suspendió la negociación de sus acciones.

El magnate textil repentinamente volvió a trabajar diez días después. La empresa no dio detalles sobre su desaparición.