(CNN) - Las políticas y declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han herido las susceptibilidades de muchos líderes mundiales desde que asumió el cargo.

El viernes, los líderes de las economías más grandes del mundo se reunirán en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, donde muchas de esas disputas públicas podrían reavivarse.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al llegar junto con la primera dama, Melania Trump, a Hamburgo (Alemania) para la cumbre del G20. (Crédito: CHRISTOF STACHE/AFP/Getty Images)

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que quiere que la cumbre se enfoque en temas internacionales clave como el cambio climático, el libre comercio y una prensa sin restricciones, cuestiones que se oponen a las posturas de Trump y a su retórica populista.

LEE: Donald Trump está destruyendo su credibilidad en el mundo

Este es un vistazo a algunas cuestiones clave que podrían ser discutidas en la cumbre y cómo Trump y los líderes del G20 se han enfrentado a causa de ellas.

Cambio climático

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en el momento de anunciar la salida de su país del Acuerdo de París. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Todos los países con excepción de tres han firmado el Acuerdo de París, un acuerdo histórico que pide a todos los países que reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero. En junio, Trump se retiró del acuerdo y se unió a Siria y Nicaragua en el pequeño club de países que han rechazado el acuerdo.

En un discurso la semana pasada, Merkel habló sobre la cosmovisión de Trump sin nombrarlo directamente. Dijo: “No podemos esperar hasta que cada persona en la Tierra haya sido convencida de las pruebas científicas”.

Otros líderes del G20 no han sido tímidos para expresar su descontento con su decisión, entre ellos el presidente de Francia Emmanuel Macron, el primer ministro indio, Narendra Modi, y el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, quien calificó el retiro de Trump de “decepcionante pero no sorprendente”.

Comercio

Trump ha seguido adelante con sus duras promesas de campaña sobre el comercio.

Ha mostrado un claro desdén por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al decir que el acuerdo comercial le ha quitado empleos injustamente a los estadounidenses.

En abril, Trump anunció que permanecería en el acuerdo pero que negociaría sus términos después de hablar con sus homólogos en Canadá y México.

Trump también cumplió una promesa de retirarse de las negociaciones para el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) un acuerdo de 12 naciones negociado bajo el gobierno de Barack Obama. El TPP habría reducido los aranceles para las importaciones y exportaciones estadounidenses con esos países a cambio de protecciones laborales, ambientales y de propiedad intelectual atractivas para las grandes empresas.

LEE: A Trump parece funcionarle su agresividad comercial con el mundo

Tras la decisión, el presidente chino Xi Jinping dijo que su país “seguirá comprometido con la promoción del libre comercio y la inversión a través de la apertura y de decir no al proteccionismo”.

Trump ha criticado a los proveedores de acero por alterar los precios del material. Los expertos temen que se produzca una guerra comercial si Trump acaba imponiendo aranceles a esos países, entre ellos Canadá, México, Brasil, Japón, China y la Unión Europea.

OTAN

Trump junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (d), durante una ceremonia en los cuarteles de la OTAN en Bruselas. (Crédito: BENOIT DOPPAGNE/AFP/Getty Images)

Repetidamente, Trump ha calificado a la organización de obsoleta y ha criticado a miembros de la alianza por no gastar el 2% recomendado de su producto interno bruto en defensa.

Pero pareció retractarse de abandonar la alianza en junio al reiterar formalmente el compromiso de Estados Unidos con el principio de que un ataque contra un miembro es un ataque contra todos ellos.

Inmigración

Donald Trump en el Pentágono, durante la firma del decreto sobre inmigración. (Foto: Olivier Douliery-Pool/Getty Images).

La decisión de Trump de bloquear la entrada a Estados Unidos a personas de países predominantemente musulmanes, la cual finalmente avanzó la semana pasada, provocó la condena de muchos líderes del G20.

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, calificó la prohibición como “divisiva y equivocada”.

Trump también ha reforzado su promesa de construir un muro fronterizo mexicano, y prometió que México pagará por él. México dice que no lo hará.

Corea del Norte

Un transeúnte pasa en Tokio por delante de una pantalla en la que se ve al líder norcoreano, Kim Jong-un. (Crédito: KAZUHIRO NOGI/AFP/Getty Images)

Trump una vez le dijo a Bloomberg News que, si fuera apropiado, estaría “honrado” de conocer al líder norcoreano Kim Jong Un. Sin embargo, a medida que las tensiones entre Washington y Pyongyang se intensificaron por las ambiciones nucleares de Corea y la detención y muerte de un estudiante estadounidense, Trump se ha frustrado cada vez más.

Trump ha dicho que China no está haciendo lo suficiente para presionar al régimen.

LEE: Trump: "Corea del Norte se está comportado de forma muy, muy peligrosa"

Washington y Pekín también se han enfrentado al plan desplegando un sistema antimisiles en Corea del Sur, algo a lo que Rusia también se opone.

Siria

Estados Unidos y Rusia dicen que sus fuerzas están en Siria para luchar contra ISIS, con Rusia aliada junto al régimen del presidente Bashar al-Assad y Estados Unidos trabajando con grupos que se oponen tanto a Assad como a ISIS.

Las tensiones entre Moscú y Washington han aumentado desde que Estados Unidos lanzó un ataque aéreo en Siria, después de que las fuerzas de Assad realizaran un mortífero ataque químico.

El mes pasado, Estados Unidos derribó un avión de guerra sirio, lo que llevó a Rusia a cerrar un canal de comunicación entre los dos países.

Estados Unidos y Rusia dicen que sus fuerzas están en Siria para luchar contra ISIS, con Rusia aliada junto al régimen del presidente Bashar al-Assad y los Estados Unidos trabajando con grupos que se oponen tanto a Assad como a ISIS.

LEE: Trump y Putin hablan sobre Siria en medio de las tensiones entre sus países

Las tensiones entre Moscú y Washington han aumentado desde que Estados Unidos lanzó un ataque aéreo en Siria, después de que las fuerzas de Assad pusieran en marcha un ataque químico mortal.