(CNN) - El año: 2019. La misión: enviar fuerzas de combate al espacio para salvar al mundo de una posible Guerra de las Galaxias.

El equipo para hacer el trabajo: los Cuerpos Espaciales de Estados Unidos.

Una comisión del Congreso está proponiendo que las fuerzas armadas estadounidenses creen una nueva rama militar que, literalmente, enviaría soldados fuera de este mundo.

La tripulación de Buzz Lightyears de la vida real está detallada en la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), que será presentada al pleno de la Cámara de Representantes para ser votada.

Por lo general, no hay nada extraordinario en la NDAA, que cada año establece el gasto militar.

Pero esta vez, la Comisión de Servicios Armados de la Cámara aprobó, con 60 votos a favor y 1 en contra, un proyecto de ley que entre otras cosas creará la primera rama nueva de las fuerzas armadas desde 1947, cuando se fundó la Fuerza Aérea.

Entre los deberes oficiales del Cuerpo Espacial, como se establece en el proyecto de ley, estaría "proporcionar fuerzas espaciales listas para el combate que permitan a los comandantes de las unidades luchar y ganar guerras".

El Cuerpo Espacial estaría bajo el mando de la Fuerza Aérea, de la misma manera que el Cuerpo de Marines se encuentra adscrito a la Armada. El jefe del Estado Mayor del Cuerpo Espacial, nombrado por la presidencia con un mandato de seis años, estaría en el mismo rango  del jefe de personal de la Fuerza Aérea. Ambos se reportarían ante el Secretario de la Fuerza Aérea.

Hasta ahora, sólo hay un gran problema para esta propuesta: ni al secretario de la Fuerza Aérea ni a su jefe de personal les gustaría separar a los"Guardianes de la Galaxia" de Estados Unidos del resto de las fuerzas armadas.

"Estoy sorprendido con la respuesta de los líderes de la Fuerza Aérea", aseguró el representante republicano por Alabama Mike Rogers, durante una audiencia del 22 de junio. El congresista preside la subcomisión que planteó el Cuerpo Espacial en la legislación.

Los altos oficiales de la Fuerza Aérea consideran que el equipo propuesto es un cambio innecesario en los esfuerzos espaciales que ya existen. (El Cuerpo Espacial no estaría precisamente desplazándose valientemente a sitios inexplorados. El Comando Espacial de la Fuerza Aérea ya ha estado trabajando en eso desde 1982).

"Esto lo hará más complejo, agregará más espacios al organigrama y costará más dinero", le señaló la secretaria y congresista Heather Wilson a los periodistas el pasado 21 de junio.

Todavía hay muchos más obstáculos en el Congreso que el Cuerpo Espacial debe superar antes de que se haga oficial. Pero, oye, por lo menos el nombre suena bonito.