(CNN) - China ha enviado tropas a Yibuti, África, un primer paso para establecer formalmente su primera base militar en el extranjero.

Dos buques de guerra de la marina china dejaron el puerto de Zhanjiang este martes, llevándose a un número desconocido de militares en un viaje por el Océano índico.

Un editorial de este miércoles del diario estatal Global Times subrayó la importancia de las nuevas instalaciones en Yibuti —ubicado estratégicamente en el Cuerno de África— para el ejército de China.

Tropas del Ejército Popular de Liberación de China marchan el Día de la Independencia de Yibuti el 27 de junio, marcando 40 años desde el final del dominio francés en el país del Cuerno de África.

“Ciertamente esta es la primera base militar en el extranjero del Ejército Popular de Liberación (EPL) y enviaremos tropas base allí. No es un punto de reabastecimiento comercial… Esta base puede apoyar a la Armada china para llegue lejos, lo que significa mucho”, dice el diario.

El Global Times dijo que el papel principal de la base sería apoyar los buques de guerra chinos que operan en la región en operaciones antipiratería y humanitarias.

“No se trata de buscar el control del mundo”, dice el editorial.

¿Por qué Yibuti?

Las bases permanentes de China en Yibuti se unen así a otras como Estados Unidos, Francia y Japón, entre otras, que también tienen bases en ese país, una excolonia francesa con una población de menos de un millón de residentes.

Una vista general del Puerto de Yibuti, en Ambouli, la capital del país, capturada en abril 23 de 2017, cuando el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, visitó la ciudad en una gira general por el Medio Oriente. (Crédito: Jonathan Ernst-Pool/Getty Images)

Aunque es pequeño en población y tamaño, la posición de Yibuti en la punta del Cuerno de África ofrece acceso estratégico al Estrecho de Bab el-Mandeb.

El estrecho, que tiene 30 kilómetros de ancho en su punto más angosto, conecta el Mar Mediterráneo a través del Canal del Suez y el Mar Rojo en el Golfo de Aden y más allá, el Océano Índico. Es una de las vías marítimas más importantes del mundo por el que pasan millones de barriles de crudo y productos de petróleo cada día, según GlobalSecurity.org.

En otra parte de Yibuti, el Ejército de Estados Unidos opera el Chabelley Airfield, desde donde el Pentágono realiza ataques aéreos con aviones no tripulados en Somalia y al otro lado del Estrecho de Bab el-Mandeb en Yemen, según el Centro para el Estudio de Drones en el Bard College de Nueva York. El Pentágono invierte millones de dólares en esa base y fotos satelitales muestran la construcción de varios proyectos, reportó ese centro el año pasado.

La presencia militar china

En una conferencia de prensa regular dada este miércoles, el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, describió la base como parte de los esfuerzos en curso para llevar paz y seguridad a la región.

“China ha estado desplegando barcos navales a las aguas de Somalia en el Golfo de Aden para realizar misiones de escolta desde 2008”, dijo Geng. “La complexión y la operación de la base ayudará a China a cumplir mejor sus obligaciones internacionales al realizar misiones de escolta y de asistencia humanitaria… También ayudará a promover el desarrollo económico y social en Yibuti”.

China ha expandido sus lazos militares en todo África en los últimos años. Según un reporte del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés), la cooperación con África en paz y seguridad es “ahora parte de la política exterior de Beijing”.

En 2015, el presidente Xi Jinping comprometió con 8.000 tropas para las fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU, una quinta parte del total de 40.000 tropas de 50 países. China también prometió 100 millones de dólares a la fuerza de reserva de la Unión Africana y 1.000 millones de dólares para establecer el Fondo Fiduciario de Paz y Desarrollo de la ONU.

Más de 2.500 soldados combatientes listos para el combate y policías están desplegados en misiones de cascos azules en el continente africano, con los mayores despliegues en Sudán del Sur (1.051), Liberia (666) y Malí (402), según el ECFR.

“Los despliegues de cascos azules le dan al ELM la oportunidad de construir una experiencia de campo en el extranjero y de ayudar a asegurar los intereses económicos chinos en lugares como el Sudán del Sur”, dijo el reporte del ECFR.

Se estima que África es hogar de un millón de ciudadanos chinos, muchos de ellos empleados en proyectos de infraestructura respaldados por el gobierno chino.

“El involucramiento chino en la seguridad africana es producto de una transformación más amplia de la política de defensa nacional de China. Está adoptando una perspectiva global ... e incorporando nuevos conceptos como la protección de los intereses de ultramar y la protección de mar abierto", subraya el informe del ECFR.