(CNN Español) - Bernardo Castellanos de Moya, implicado número 14 en el caso Odebrecht en República Dominicana, fue deportado de Panamá la mañana de este jueves como parte de una solicitud de Interpol y será presentado ante un juez en Santo Domingo, República Dominicana, este viernes.

Castellanos de Moya, exdirector técnico de la estatal Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGHEID), figura señalado en el testimonio de un exejecutivo brasileño de Odebrecht, como presunto involucrado en la trama de sobornos pagados por esa empresa a funcionarios públicos dominicanos. Castellanos ha negado haber recibido sobornos de parte de la constructora Odebrecht.

(Crédito: YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images)

La Procuraduría General de la República Dominicana (PGR) informó que, al llegar el exfuncionario a Santo Domingo, "fue detenido por un equipo del Ministerio Público que le esperaba, siendo luego trasladado bajo custodia policial a la Cárcel Preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva".

La PGR aseguró que las informaciones contenidas en la documentación enviada por las autoridades brasileñas fueron útiles para para obtener las órdenes judiciales que permitieron la captura tanto de Castellanos de Moya como de los otros implicados en el caso.

La diligencia en la que se le notificarán los cargos a Castellanos de Moya será presidida por el juez de la Instrucción Especial para el caso Odebrecht, Francisco Ortega Polanco.

En República Dominicana, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, se recibieron 92 millones de dólares de los sobornos de la constructora brasileña.

En la mañana de este jueves, Marino Elsevyf, abogado de Bernardo Castellanos de Moya, le dijo a medios locales: "El expediente no tiene indicios serios, graves y concordantes que hagan presumir la culpabilidad de Bernardo Castellanos. Nosotros entendemos que en su caso y por las razones que vamos a establecer y que no vamos a anticipar desde ahora, el juez estará en condiciones de ponerlo en libertad, primero porque no hay una sentida probatoria, es decir, indicios que lo vinculen a ningún tipo de soborno, segundo porque se trata de un delito imposible ya que Bernardo Castellanos trabajó hasta el 2004 y los sobornos aparecen a partir del 2007".

Castellanos de Moya fue director de proyectos hidroeléctricos de la EGHEID entre los años 2000 y 2004.