(CNN Español) – El presidente de Ecuador Lenín Moreno retiró de sus funciones a su vicepresidente Jorge Glas este jueves, a través de un decreto. Según se lee en el documento, Glas no entendió "debidamente" que el compromiso y la lealtad de la Revolución Ciudadana "implican servir a la patria en unidad de esfuerzos". La decisión es inmediata: entró a regir desde la expedición del decreto.

En su cuenta de Twitter, Moreno escribió  que la "política es el arte de servir a los demás" y que iba a "adecentar" esta práctica en su país, aunque no hizo una mención específica a Glas.

Glas también se pronunció en su cuenta de Twitter asegurando que seguiría siendo el vicepresidente del país y que defendería la llamada Revolución Ciudadana. En el comunicado que acompañaba el mensaje indicó que "como consecuencia de decirle al país con frontalidad mi opinión sobre las decisiones que se han tomado desde Carondelet, me acaban de quitar mis funciones".

 

Horas antes, Glas ya había dicho que no renunciaría a su cargo y que no tenía intenciones de generar una ruptura dentro del movimiento Alianza País, con el que ganaron él y Moreno las más recientes elecciones generales del país. "Fui elegido para cuatro años, cumpliré mi mandato”, indicó.

El vicepresidente resultó salpicado esta semana por unos audios sobre el escándalo de Odebrecht, que supuestamente lo vinculan con la trama de corrupción que se fraguó desde la empresa brasilera. Este martes, Glas se pronunció rechazando los señalamientos y ratificando su voluntad de "apoyar todas las investigaciones que sean necesarias para que la verdad brille y se sancione todo acto de corrupción".

Este fue el mensaje que escribió en Twitter:

Sin embargo, este miércoles el presidente Moreno mencionó el caso aclarando que no se referiría al tema, pero que sí tomaría decisiones. “A mi me han preguntado por qué no defiendo o ataco —por ejemplo—  a un integrante de mi Gobierno que está siendo objeto de severas acusaciones por parte de la oposición”, explicó antes de recordar que deben ser las instancias correspondientes quienes manejen la situación. 

El expresidente Rafael Correa, quien ha sido un duro crítico de las medidas tomadas por el gobierno de Moreno, se refirió a la decisión en su cuenta de Twitter sosteniendo que el "diálogo sólo ha sido para los que odian la revolución". 

Jorge Glas, además, fue vicepresidente en el gobierno de Rafael Correa desde 2013, antes de lanzarse como fórmula de Lenín Moreno. También se desempeñó como ministro coordinador de Sectores Estratégicos, cargo al que llegó en abril del 2010. De profesión es ingeniero en electricidad y ha ocupado diferentes puestos en el sector público.