(Crédito: Protección Civil de Nuevo León)

(CNN Español) - El densímetro nuclear que había sido robado en Nuevo León, en el norte de México, fue localizado gracias a una llamada al 911, dijeron autoridades.

La fuente no fue vulnerada por lo que no representa un riesgo para la población, según un comunicado de las autoridades estatales.

Dos personas fueron detenidas por su presunta responsabilidad y no presentan ningún tipo de contaminación por el material radiactivo.

Las autoridades de Nuevo León emitieron una alerta el martes tras el robo del densímetro, propiedad de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). El aparato fue sustraído de una camioneta propiedad de la universidad, que estaba estacionada en una plaza comercial.

Protección Civil alertó de que su manejo incorrecto "provocaría daños graves al medio ambiente y a la salud de quien lo golpee, rompa o manipule".