(CNN) - Un niño de 10 años mató a su hermano accidentalmente durante mientras jugaban "policías y ladrones" cuando, según la policía, le apuntó con un rifle que no sabía que estaba cargado.

El incidente ocurrió este martes en una casa rural en Loganville, Wisconsin, en el condado de Sauk.

El niño estaba jugando con su hermano de 14 años y otro niño. Tenían un rifle que no tenía cartucho, pero que, sin el conocimiento del niño, todavía tenía una ronda en la cámara, dijo la oficina del sheriff.

Cuando el niño apretó el gatillo, la bala le dio a su hermano mayor en el pecho. Él murió en el lugar.

El periódico local Reedburg Times-Press dijo que los tres niños vivían en la casa, y que el rifle que era del padre era accesible a ellos.

Las autoridades dijeron que el incidente aún está bajo investigación y nadie ha sido acusado aún.

Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, cerca de 1.300 niños murieron anualmente por lesiones relacionadas con armas de fuego en Estados Unidos. Según el estudio, los niños representan el 82% de todas las muertes por armas de fuego.