(CNN) -  El jefe de estrategias del presidente Donald Trump, Steve Bannon, fue despedido, dijeron a CNN varios funcionarios de la Casa Blanca el viernes.

Fuentes dijeron a CNN que la salida de Bannon había estado en proceso durante dos semanas y una fuente dijo que aunque Bannon tenía la opción de renunciar, fue finalmente despedido. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, confirmó la salida de Bannon, pero afirmó que la decisión de la salida era mutua.

"El jefe secretario general de la Casa Blanca, John Kelly, y Steve Bannon han acordado que hoy sería el último día de Steve, estamos agradecidos por su servicio y le deseamos lo mejor", dijo Sanders en un comunicado.

El presidente cenó en privado en Bannon en los últimos días, incluyendo la noche del jueves en su campo de golf en Nueva Jersey. Estaba furioso con su jefe estratega después de que fuera citado en una entrevista de American Prospect contradiciendo Trump en Corea del Norte y afirmando que él, Bannon, podía hacer cambios de personal en el Departamento de Estado.

La salida de Bannon se produce sólo siete meses después de que Trump asumiera el cargo y tres semanas después de que el general retirado Kelly asumiera el cargo de secretario de la Casa Blanca, buscando instaurar  orden en una caótica Casa Blanca acosada por divisiones internas, luchas de funcionarios y una tormenta de controversias.

La salida de Bannon significa que uno de los empleados más polémicos de la Casa Blanca, el hombre generalmente percibido como la fuerza motriz detrás de la ideología "nacionalista" de Trump, ya no estará en el centro del universo Trump.

Una foto muestra lo que ha sido el gabinete de Trump desde que asumió la presidencia.

La foto, del 28 de enero, muestra a Reince Priebus, Anthony Scaramucci, y Michael Flynn, todos despedidos, junto a Sean Spicer, quien renunció. De los seis de la foto, solo quedan dos en el cargo: el presidente Trump y vicepresidente Mike Pence.

Solo han pasado 202 días de esa foto.