(CNN) - El gobernador de la Florida, Rick Scott, advirtió a los residentes que Irma podría traer marejadas ciclónicas u oleadas de tormenta potencialmente mortales cuando el huracán pase sobre la costa oeste del estado. 

"La amenaza de una importante inundación por marejada ciclónica a lo largo de toda la costa oeste de la Florida ha aumentado", dijo Scott en una conferencia el sábado por la mañana. Dijo que la marejada ciclónica podría ser de entre 2 y 4 metros de altura. "Esto cubrirá tu casa".

Con el paso del huracán Harvey y ahora del huracán Irma por los estados de la costa del Golfo, últimamente hemos escuchado mucho sobre marejadas ciclónicas u oleadas de tormenta y la amenaza que representan para las comunidades costeras.

Pero tal vez te estés preguntando (y no serías el único): "¿Qué es una marejada ciclónica?".

Una marejada ciclónica es una elevación gradual del nivel del agua causada por los vientos de una fuerte tormenta mientras se acerca a la orilla.

"Mientras la tormenta se acerca a la costa", dijo a CNN el meteorólogo Gene Norman, "eleva el nivel del agua al enviar esas olas tierra adentro".

Los vientos de tormenta empujan el agua hacia la orilla, dijo Norma. Pero esa agua no solo entra y luego se va.

Con el tiempo, con cada ola que entra, esa agua se empezará a acumular lentamente, elevando el nivel promedio del agua en la orilla –similar a la marea– hasta que termine tragándose una playa o se eleve por encima de un embarcadero.

Y nuevamente, esa agua no se va simplemente. Dependiendo de cuánta agua haya sido empujada hacia la orilla, y de la cuenca en la zona, esa agua podría quedarse.

Por ejemplo, dijo Norman, "si el agua llega a Everglades, bueno, esa zona en su mayoría es agua. Así que duraría bastante".

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dice que la marejada ciclónica es "habitualmente la mayor amenaza a la vida y a la propiedad durante un huracán", algo en lo que Norman está de acuerdo.

"La marejada ciclónica es la parte más peligrosa de la amenaza de un huracán", dijo Norman, añadiendo que el peligro aumenta a medida que el agua destruye estructuras en tierra. La marejada ciclónica puede partir edificios y los escombros se agregan a las peligrosas aguas revueltas.

El sábado, el Centro Nacional de Huracanes dijo que partes de la costa del suroeste de Florida podrían experimentar una marejada ciclónica "catastrófica", de 3 a 4,5 metros de altura. Esta es una de las razones por las que los funcionarios advirtieron a los residentes que moverse incluso unos kilómetros tierra adentro podría ser bueno para ellos.

"No sobrevivirán a esta oleada de tormenta", advirtió el sábado el gobernador Scott. "Esta es una situación potencialmente mortal".