(CNN) - El cáncer cerebral de John McCain es “muy, muy grave”, dijo el propio senador republicano de Arizona en una entrevista este domingo en la noche, en la que agregó que los médicos le dijeron que es un “pronóstico muy muy pobre”.

“Así que solo dije ‘entiendo. Ahora vamos a hacer lo que podamos, tener los mejores doctores que podamos encontrar y hacer lo mejor que podamos. Y al mismo tiempo, celebrar con gratitud una vida bien vivida’”, le dijo McCain al programa 60 Minutes de CBS.

Él recuerda cuando volvió a Washington, en contra de lo que le dijeron los médicos, solo 11 días después de su cirugía de cerebro para votar la reforma de salud.

“Se me hizo un nudo en la garganta”, dijo, recordando la ovación de pie cuando llegó al Senado. “Y luego, claro, tú sabes, todos ellos vinieron a darme un abrazo. Fue profundamente conmovedor, nunca había visto nada como eso”.

Durante la entrevista a McCain le preguntaron si su voto negativo para la ley sobre el cuidado de salud durante el verano lo emitió contra el presidente Donald Trump quien durante la campaña le dijo que él no era un un héroe de guerra.

“Si me ofendiera con todo el que ha dicho algo sobre mí, o denigrado de mí o dicho algo como eso… la vida es muy corta”, dijo McCain. “Tienes que seguir adelante. Y con un asunto de esta importancia para la nación, si me preocupara por una relación personal, entonces no estaría haciendo mi trabajo”.

Y sobre Trump McCain se rehusó a decir si cree que está incapacitado para ser presidente y en cambio dijo que él confía en los estadounidenses que votaron por él.

“Primero que todo, creo en nuestro sistema. Los estadounidenses seleccionaron a Trump para que fuera el presidente de Estados Unidos. Tenemos que respetar eso”, dijo McCain. “Segundo que todo, él tiene un equipo de seguridad nacional muy fuerte a su alrededor que sé que tiene una influencia significativa sobre él”.

McCain dijo que Trump no se había disculpado con él por decir que él no era un héroe. El senador enfatizó los diferentes orígenes que tienen él y el presidente.

“Estaría muy feliz de conversar con él. Pero también entiendo que somos personas muy diferentes. Tenemos educación diferente, diferentes experiencias de vida”, dijo McCain. “Él está en el negocio de hacer dinero y ha sido exitoso tanto en televisión como en Miss America, entre otros. Yo fue educado en una familia de militares. Me crié bajo el concepto y creencia de que el honor, el país, es la estrella del comportamiento que tenemos que exhibir cada día".