(CNNMoney) - LG espera que su nuevo 'smartphone' pueda evitar que contraigas malaria.

El LG K7i, lanzado por la compañía surcoreana en el Congreso de Móviles de la India esta semana, viene con tecnología integrada para, según dice, mantener alejados a los mosquitos.

El celular emite ondas ultrasónicas desde una malla en la parte trasera del teléfono. Las ondas deben repeler las plagas y son “absolutamente seguras e inofensivas para los humanos”, dice la compañía.

Otros productos de LG como aires acondicionados y televisores ya vienen con la tecnología “repelente de mosquitos”. También hay aplicaciones que dicen usar tecnología similar con resultados parecidos, pero LG afirma que esta es la primera vez que esta viene integrada en un smartphone.

El teléfono Android K7i tiene un precio de 7.990 rupias (122 dólares). LG dice que está considerando planes para lanzarlo en otros países.

La India ha luchado durante mucho tiempo con enfermedades como la malaria y el dengue, que se propagan a través de los mosquitos, con decenas de miles de casos y cientos de muertes registradas por el gobierno cada año.

LEE: El hombre que creó el smartphone de cuatro dólares está en problemas en India

“La compañía ha fijado un punto de referencia para asegurar la salud de los consumidores de la India”, le dijo a CNNMoney Amit Gujral, jefe de marketing de la oficina de LG en ese país.

Los científicos han cuestionado la eficacia de los repelentes de mosquitos ultrasónicos. La Asociación Estadounidense de Control de Mosquitos dice que al menos 10 estudios en los últimos 15 años los han "denunciado unánimemente".

“El hecho es que esos dispositivos simplemente no funcionan”, dice la asociación.

LEE: Prueba de fertilidad masculina con smartphone tiene el 98% de precisión: estudio

LG dice que hizo varias pruebas de la tecnología que fueron certificadas por el Instituto Internacional de Biotecnología y Toxicología de la India, y agregó que el K7i repele en promedio el 72% de las enfermedades propagadas por los mosquitos.

El año pasado los indios gastaron 733 millones de dólares en insecticidas para el hogar, según un estudio reciente de Euromonitor Internacional.