(CNNMoney) - El precio de las acciones de compañías que venden armas aumentaron este lunes después del mortal tiroteo y peor ataque de la historia de Estados Unidos. Un hombre armado desde la habitación de un hotel en el Mandalay Bay en Las Vegas mató a al menos 58 personas que asistían a un concierto al aire libre e hirió a más de 400 personas.

Las acciones de Sturm Ruger subieron un 6%, mientras que las de American Outdoor Brands, la compañía que anteriormente era conocida como Smith & Wesson, ganó cerca del 7%. Ambas acciones han tendido a reaccionar inmediatamente después de matanzas masivas, que tristemente se han vuelto más rutinarias.

La masacre del club nocturno Pulse en Orlando en junio de 2016. La de San Bernardino, en diciembre de 2015. La de la sala de cine en Aurora, Colorado, y la de la escuela Sandy Hook en Newtown, Connecticut, en 2012. Los inversionistas habían apostado que estas masacres conducirían a leyes más duras del control de armas, especialmente debido al duro llamado de atención del presidente Obama.

Las leyes más estrictas nunca fueron materializadas. En cambio, las ventas de armas durante los dos gobiernos de Barack Obama aumentaron, pues los aficionados compraron más armas en caso de que las reglas cambiaran a nivel nacional o que los estados independientes controlados por los demócratas cambiaran las leyes.

Pero las acciones de Sturm Ruger y American Outdoor Brands habían caído fuertemente desde que Donald Trump, que fue apoyado por la Asociación Nacional del Rifle, fue elegido presidente.

Los inversionistas temían que la victoria de su oponente Hillary Clinton el año pasado hubiera llevado a regulaciones más estrictas.

La victoria de Trump disipó esos temores, y las ventas y ganancias de las compañías de armas cayeron. Las investigaciones de antecedentes del FBI para detectar armas de fuego también han caído.

Sturm Ruger dijo en agosto que sus últimos ingresos trimestrales fueron de 22% menos que hace un año y que esas ganancias se desplomaron en más de un 50%.

La compañía dijo que la razón principal para que las armas cayeran fue “debido a la demanda más fuerte de lo normal durante la mayor parte del 2016, probablemente impulsado por las campañas políticas para las presidenciales de 2016”.

American Outdoor Brands reportó cerca de un 40% en la caída de sus ventas durante su último trimestre el mes pasado.

Las ventas débiles de armas también están teniendo un impacto en la industria de los artículos deportivos.

Las ventas cayeron en Dick's Sporting Goods, al igual que sus acciones. Las acciones bajaron un 50% este año, pero las acciones subieron más de un 1% este lunes.

Las ventas de las armas también cayeron en Cabela, que recientemente fue adquirida por Bass Pro Shops. Y Gender Mountain cerró varias tiendas este año después de declararse en bancarrota.

Las acciones de los casino y hoteles de Las Vegas, incluyendo el Mandalay Bay cuyo propietario es MGM Resorts, también cayeron este lunes.