(CNN) - El gobierno de Donald Trump propuso recortes a los programas que buscan prevenir el terrorismo interno y preparar a los gobiernos locales para la pronta respuesta, una vez que estos se producen. Esta movida fue duramente critica a la luz del tiroteo más mortal en la historia de Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional dice, sin embargo, que se trata simplemente de una reestructuración y promete medidas más efectivas a futuro.

Mientras los motivos del ataque masivo registrado en la noche del domingo en Las Vegas que costó la vida a 58 personas y dejó heridas a más de 500 permanecen inciertos, el hecho arroja dudas respecto al terrorismo interno y si podría darse el caso de un creciente fundamentalismo dentro del país.

El proyecto de presupuesto 2018 propuesto por el presidente Donald Trump incluye recortes a un sinnúmero de programas implementados por el Departamento de Seguridad Nacional, destinados al combate y preparación contra el terrorismo y la violencia fundamentalista. En total, más de 300 millones de dólares podrían recortarse de dichos programas.

El gobierno además redujo los fondos para dos programas de contraterroristas y está en proceso de reestructuración de la Oficina Contra el Fundamentalismo Violento, de la administración de Obama.

Un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional cuestionó que la administración esté reduciendo los esfuerzos, asegurando que una nueva estrategia está próxima a ser implementada.

“Estamos intentando elevar y ampliar nuestros esfuerzos en la prevención al terrorismo de manera importante, porque el ambiente es serio, estamos tomándolo seriamente y estamos haciendo una revisión completa de lo que hacemos en la prevención contra el terrorismo para asegurarnos de que nuestros esfuerzos sean efectivos” dijo el funcionario a CNN. “No pretendemos enfocar nuestros esfuerzos de prevención contra el terrorismo exclusivamente en una ideología. El Departamento de Seguridad Nacional esta comprometido a combatir el terrorismo interno y el terrorismo internacional y a reforzar ambos esfuerzos”.

Numerosas preguntas

No obstante, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional han enfrentado numerosos cuestionamientos por parte de legisladores acerca de los recortes a los programas, así como críticas de expertos en antiterrorismo. La Cámara de Representantes aprobó el presupuesto 2018, que aun debe pasar por el Senado, aumentando ampliamente o manteniendo los fondos que Trump propuso cortar.

Ryan Greer, experto en antiterrorismo y miembro del Proyecto Truman de Seguridad Nacional, dijo que mientras el gobierno merece crédito por no cortar los programas completamente, no ha demostrado que la prevención contra el terrorismo sea un prioridad.

“Se llevan el crédito de no haber enfocado sus esfuerzos exclusivamente en la ideología islámica, sin embargo recortar el presupuesto anual del programa y el presupuesto anual de la oficina demuestra claramente que este tema no es una prioridad”, dijo Greer a CNN. “Creo que su enfoque en un estrecho conjunto de amenazas, en lugar de todas las formas de terrorismo, será de poco provecho a la luz del fortalecimiento de grupos de extrema derecha, como los de Charlottesville, así como otras amenazas masivas".

Matthew Levitt, experto en antiterrorismo en el Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente y exfuncionario de inteligencia, asegura que incluso los cambios sutiles en el enfoque de la administración puede tener grandes implicancias.

“Hubiera preferido que el gobierno federal facilitara estas instalaciones a nivel local a través de su poder de convocatoria y financiación, pero si va a anular esa responsabilidad, entonces otros entrarán”, aseguró.

Frank Cilluffo, exfuncionario de Seguridad Nacional durante la administración Bush y vicepresidente asociado en la Universidad George Washington, dijo que hay elementos de verdad en ambos lados. Mientras que las iniciativas de la era Obama podrían necesitar una evaluación, hacer recortes por el solo hecho de cortar fondos, tampoco es la respuesta.

“Es temprano; debemos ver qué ponen en lugar de algunas de las iniciativas existentes”, dijo Cilluffo. “Creo ciertamente que las cuestiones de antiterrorismo no serán enterradas, pero políticas sin recursos es retórica, necesitamos estar seguros que se contarán con las herramientas para que el trabajo se haga”.

Millones en recorte

Los fondos para el programa Contra el Terrorismo y para el programa de Coordinación contra Ataques Terroristas Complejos serán eliminados totalmente del presupuesto de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) bajo el plan de Trump, lo que representa cerca de 49 millones de dólares. El presupuesto elimina además a dos funcionarios de tiempo completo, quienes gestionaban ambos programas.

Los documentos del presupuesto de la administración dicen que las metas de los programas pueden lograrse a través de otros fondos, como los programas de Seguridad Nacional de los Estados, pero estos también serán recortados en el proyecto de presupuesto de Trump.

En total, el presupuesto para los programas dependientes del Departamento de Seguridad Nacional fueron recortados en más de 200 millones de dólares. El presupuesto para los programas de Seguridad Nacional estatales será recortado en 117 millones de dólares y la Iniciativa de Seguridad en Áreas Urbanas, también citado por FEMA como reemplazo a ambos programas, será recortado en 150 millones dólares.

Igualmente los fondos para el Programa de Desempeño en Manejo de Emergencia será recortado en 70 millones de dólares.

El programa administrado por la Administración de Seguridad de Transporte, denominado de Prevención y Respuesta Intermodal Visible, también tendrá cortes drásticos. Estos equipos apoyan los esfuerzos de seguridad en diversos medios de transporte, además de desplegar la seguridad en acontecimientos importantes como campeonatos deportivos y tomas de posesión. Estos equipos serán reducidos de 31 a ocho, totalizando 43 millones de dólares.

Nevada, por ejemplo, podría perder cientos de miles, si no millones de dólares, en recorte de fondos para programas.

Bajo la asignación fiscal 2017, Nevada recibió 3,7 millones de dólares del Programa de Seguridad Nacional del Estado y 4.5 millones de dólares del Programa de Desempeño en Manejo de Emergencia, de acuerdo a documentos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por CNN. Las Vegas recibió además 2,8 millones de dólares de la Iniciativa de Seguridad en Áreas Urbanas. Todos estos programas experimentarán reducciones de entre 20% a 25% en el marco de la propuesta presupuestaria del presidente para el 2018.

La Policía Metropolitana de Las Vegas también recibió 500.000 dólares de los fondos de Contra Terrorismo Violento, un programa que no tendrá fondos en el 2018.

En una audiencia ante el Congreso el pasado mes, la secretaria en ejercicio Elaine Duke dijo a legisladores que la administración esta evaluando el enfoque en la “prevención del terrorismo”, tal como ella y otros funcionarios empezaron a llamarlo, en lugar de decir “contra terrorismo violento”.

“Los estadounidenses no quieren que solamente detengamos la violencia, pero que evitemos que se materialice”, dijo Duke durante su discurso inicial. “Como parte de estos esfuerzos, hemos lanzado una revisión exhaustiva de los programas 'contra el terrorismo violento' del Departamento de Seguridad Nacional".