Robert Mugabe, presidente de Zimbabwe.

(CNN) - El presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, puede ser uno de los líderes con más tiempo en el cargo, pero su periodo como embajador de buena voluntad no lo fue tanto.

Días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo nombrara embajador de buena voluntad, una medida que enfureció y sorprendió a activistas de derechos humanos, decidió anular la designación.

"He escuchado cuidadosamente a todos los que han expresado sus inquietudes y los diferentes problemas que han planteado", dijo el director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Es mi cometido construir un movimiento global por la salud. Este movimiento debe trabajar para todos e incluir a todos".

Tedros dijo que consultó con el gobierno de Zimbabwe y concluyó que la decisión está dentro de los mejores intereses de la organización.

La agencia anunció el nombramiento la semana pasada diciendo que el líder africano se enfocaría en enfermedades no transmisibles en el continente, como los ataques al corazón.

La protesta pública se disparó. Furiosos tuits fueron dirigidos contra Tedros y la agencia de salud.

"El gobierno de Robert Mugabe ha brutalizado a los activistas de derechos humanos, aplastado a la disidencia democrática y convertido el granero de África -y su sistema de salud- en un bote de basura", dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, organización que vigila la actuación del organismo mundial.

La OMS es parte de la Organización de las Naciones Unidas y se enfoca en la salud pública internacional. Mugabe ha sido largamente criticado por actos de corrupción y abuso de poder.

A sus 93 años, Mugabe es uno de los líderes africanos con más tiempo en el cargo y ha gobernado Zimbabwe desde 1980 con mínima oposición.

Junto con su círculo más cercano, ha sido sancionado por Estados Unidos desde principios de la década del año 2000 por abusos a los derechos humanos y la erosión de las instituciones democráticas. El presidente Barack Obama extendió estas sanciones un año más antes de dejar el cargo en enero.

En 2009, el partido de Mugabe gastó más de 250.000 dólares en una lujosa fiesta de cumpleaños para el líder a pesar de la escasez de alimentos y un brote de cólera en Zimbabwe.

Los embajadores de buena voluntad de la OMS son figuras públicas nombradas para un periodo de dos años por el director general. Ellos colaboran con funcionarios de la ONU para crear conciencia sobre problemas de salud a nivel global.

El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg fue nombrado embajador global para las enfermedades no transmisibles el año pasado.