Washington (CNN) - Promocionado como el submarino de ataque rápido con la tecnología más avanzada del mundo, el USS South Dakota se unirá a la flota de la Marina de Estados Unidos en medio de una creciente amenaza al dominio estadounidense de los submarinos por parte de varios rivales extranjeros.

Al operar debajo de la superficie del océano, el valor estratégico de un submarino suele estar directamente relacionado con su capacidad para navegar en o cerca de aguas enemigas sin ser detectado, y así realizar misiones de reconocimiento o de ataque.

Durante años, Estados Unidos ha tenido una ventaja tecnológica sobre los submarinos desarrollados por otras naciones, pero los últimos avances hechos por Rusia y por China han despertado preocupaciones sobre una amenaza emergente a la superioridad estadounidense en este campo.

Bautizado a principios de este mes, el USS South Dakota, que es propulsado por energía nuclear, representa el último esfuerzo de la Marina de EE.UU. por mantener esa ventaja y sirve de modelo tecnológico para el futuro.

Esta embarcación hará parte de la clase Virginia de submarinos y costará aproximadamente 2.700 millones de dólares.

LEE: ¿Amenaza? EE.UU. detecta actividad submarina “altamente inusual” de Corea del Norte

El USS South Dakota, que es propulsado por energía nuclear, representa el último esfuerzo de la Marina de EE.UU. por mantener la ventaja en el mundo de los submarinos y sirve de modelo tecnológico para el futuro.

La Marina de Estados Unidos cuenta con una flota de 70 de submarinos de tres tipos: de misiles balísticos, de ataque y de misiles de crucero.

Actualmente, tiene 17 submarinos de ataque de clase Virginia, que fueron construidos para operar en las zonas costeras y en las aguas más profundas.

Los submarinos de clase Virginia pueden lanzar torpedos a otros submarinos y a barcos. También pueden lanzar misiles contra objetivos terrestres, reunir información de inteligencia y desplegar comandos SEALs de la Marina para operaciones especiales.

El USS South Dakota agregará a esas características una “superioridad acústica” que se espera proporcione una capacidad sigilosa sin precedentes, según el vocero de la Armada y teniente Seth Clarke.

“La capacidad de ocultarse es una de las ventajas más importantes de los submarinos... es crucial a medida que nos dirigimos a potenciales conflictos con otros países”, dijo el exrepresentante a la Cámara Randy Forbes, quien fue presidente de la subcomisión de Poder Marítimo y Fuerzas de Proyección mientras estuvo en el Congreso.

LEE: Estas pistas podrían resolver el misterio de la tripulación que murió en un submarino hace 150 años

El USS South Dakota, que mide casi 110 metros, está programado para unirse oficialmente a la flota en agosto del 2018.

La Marina planea actualizar sus submarinos de clase Virginia mientras desarrolla la próxima generación de submarinos nucleares, llamada Columbia y que se espera esté en operaciones hacia el 2024 o 2025.

Tanto China como Rusia han aumentado en los últimos años su presencia en la región del Índico-Asia-Pacífico, donde según el jefe del Comando del Pacífico de EE.UU., el almirante Harry Harris, operan 230 de los 400 submarinos extranjeros que hay en el mundo.

Harris asegura que casi 160 de esos 230 submarinos pertenecen a China, Corea del Norte y Rusia.