(CNN) – Es la estrella que nunca morirá, a pesar de que ya ha explotado y parece haber agonizado espectacularmente múltiples veces. Esta supernova puede ser la primera de su tipo: iPTF14hls es el nombre que le dieron.

En septiembre de 2014, cuando los astrónomos del Observatorio de Las Cumbres en California vieron por primera vez a la supernova iPTF14hls, pensaron que se trataba de algo totalmente normal. En ese momento analizaron la luz de la explosión para estudiar el material expulsado y su velocidad.

Pero Zheng Chuen Wong, un practicante del observatorio que pertenece la Universidad de California, notó algo extraño acerca de la estrella en explosión y se lo mostró a Iair Arcavi, becario posdoctoral del programa Einstein de la NASA.

Una supernova, que es la explosión masiva de una estrella, por lo general, señala su final. Y,usualmente, continúa brillando durante 100 días antes de desaparecer. Pero esta supernova en particular fluctuó al aclararse y oscurecerse por 600 días, según un estudio publicado en la revista Nature este miércoles.

El brillo de una supernova provoca una luminosidad equivalente a la de aproximadamente 100 millones de soles.

“Lo primero que pensé fue que debía tratarse de una estrella cercana de nuestra galaxia, que simplemente estaba variando su brillo”, escribió en un correo electrónico Arcavi, autor principal del estudio.

“Pero cuando obtuvimos el primer espectro, vimos que en realidad era una supernova a 500 millones de años luz de distancia. Mi mente explotó. El hecho de que se iluminara y se oscureciera cinco veces era algo muy inusual. Nunca habíamos visto a una supernova hacer eso”, explicó.

De manera que los astrónomos decidieron revisar información de archivo y se encontraron con una sorpresa: en 1954 se había observado la explosión de la misma estrella que, de alguna manera, sobrevivió al masivo evento catastrófico, sólo para explotar de nuevo y continuar sobreviviendo.

“Esto significa que todavía tenemos mucho por aprender sobre cómo evolucionan las estrellas masivas y cómo explotan”, indicó Arcavi. “Dado que se liberó tanta masa y energía, si tales eventos son comunes, también significa que tendrían un gran impacto en su entorno. ¡Esta supernova, por ejemplo, afectará a toda la galaxia en la que se encuentra!”, explicó.

La estrella era 50 veces más grande que nuestro sol y la explosión, en sí misma, es la más duradera que jamás se haya visto.

Según Arcavi, se puede tratar incluso de la supernova más masiva que se ha observado.

Ahora, el tamaño de la explosión también puede explicar por qué lo que sabemos actualmente sobre la muerte de estrellas no funciona en este caso.

¿Se acerca a alguna teoría?

El estudio sugiere que la teoría “de supernova pulsátil de inestabilidad de pares” podría aplicarse. Se trata de un proceso en el que los núcleos de una estrella masiva alcanzan una temperatura tan alta que convierte la energía en materia y antimateria.

“Cuando eso sucede, la estrella se vuelve inestable y puede explotar parcialmente, expulsando sus partes externas, pero dejando el núcleo intacto”, señaló Arcavi. “Después, la estrella se estabiliza y puede volver a vivir este proceso múltiples veces, cada ciertos años o décadas. Eventualmente explotará por completo. Nunca antes habíamos visto una supernova así que la nuestra sería la primera candidata”, completó.

Pero hay un par de temas sobre esta teoría que no coinciden con lo que los astrónomos están viendo en la supernova iPTF14hls.

“Se suponía que estas explosiones sólo se veían a principios del universo y que hoy ya deberían estar extintas”, aseguró en un comunicado Andy Howell, líder del grupo de supernovas en el Observatorio Las Cumbres y coautor del estudio. “Es como encontrar un dinosaurio que todavía estuviera vivo hoy. Si encuentras uno, te preguntarás si realmente se trata de un dinosaurio”, explicó.

Según los investigadores, la energía liberada por la supernova es mayor de lo que la teoría podría predecir. Además, también establece que todo el hidrógeno debió haberse perdido durante la explosión observada en 1954. Sin embargo, había grandes cantidades de este elemento tras la explosión de 2014.

“Si esta es la primera supernova pulsátil de inestabilidad de pares, necesitamos descubrir por qué no es exactamente como se predijo”, comentó Arcavi. “De lo contrario, es algo completamente nuevo. No existen teorías que puedan explicar completamente esta supernova, la inestabilidad del par de pulsaciones es nuestra mejor suposición, pero podría ser algo completamente nuevo”, añadió.

¿Qué pasará a ahora con la estrella?

Esta estrella todavía sigue brillando y el equipo seguirá monitoreándola. A medida de que la luz se desvanece y la supernova se expande, también se vuelve más transparente, lo que les permitirá a los investigadores observarla más de cerca.

“Podríamos llegar ver cuánta masa estalló en total, y tal vez echar un vistazo a cualquier fuente de energía interna que haya estado proporcionando la energía extra para alimentar esta supernova por tanto tiempo”, señaló Arcavi. "El telescopio espacial Hubble también planea observar esta supernova en aproximadamente un mes. La alta resolución del Hubble podría mostrarnos cómo son las estrellas vecinas a esta supernova, y eso podría arrojar algo de luz sobre qué tipo de estrella explotó aquí”, agregó.

“Me gustaría saber qué tan comunes son estas explosiones. ¿Se trata de un caso muy raro o encontraremos más ahora que ya sabemos qué buscar?”, se preguntó el astrónomo.

El equipo pudo lograr este descubrimiento por los telescopios robóticos en el observatorio, así como la Máquina SED, diseñada y construida por Nick Konidaris en los Observatorios Carnegie. Este tipo de telescopios son importantes para los avances de la astronomía porque permiten el monitoreo a largo plazo.

“Si queremos encontrar más de estos eventos de supernovas zombie, necesitaremos más robots para identificarlos y estudiarlos”, explicó Konidaris en un correo electrónico. Arcavi, por su parte, agregó que “esta podría ser la primera vez que hemos visto una supernova así simplemente porque antes no obteníamos observaciones similares”.