(CNN Español) - Un año después de la firma del acuerdo de paz entre Gobierno y FARC, el Observatorio de Seguimiento a la Implementación del Acuerdo de Paz reveló que solo se ha cumplido el 18,3% de lo acordado.

Este jueves, el presidente Juan Manuel Santos y varios líderes de las FARC se reunieron en Cartagena con Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI) y entregaron un balance de lo que ha ocurrido el primer año de posconflicto en Colombia, luego de la firma del acuerdo del Teatro Colón en noviembre de 2016.

El presidente Juan Manuel Santos durante el balance del primer año de posconflicto en Colombia. (Crédito: SIG/Presidencia Colombia)

Según cifras del balance general de implementación del Gobierno de Colombia, en este proceso se han entregado casi 9.000 armas, se alcanzó la tasa de homicidios más baja en tres décadas (24 homicidios por cada 100.000 habitantes), de 673 municipios, 180 están libres de minas, y en comparación con cifras del año 2006, en 2017 se redujo en un 97% el número de víctimas, entre otras cifras.

Aunque Santos se mostró optimista por lo alcanzado durante el primer año de posconflicto también destacó los retos en la implementación: seguridad, reconciliación y convivencia, y oportunidades para los colombianos.

“La protección de los líderes sociales es nuestra primera prioridad. Mediante decretos creamos un nuevo sistema de alertas tempranas, más ágil y eficaz e instruimos a Gobernadores y alcaldes para que, en su condición de agentes del presidente en materia de orden público, prioricen la protección de los líderes sociales”, dijo Santos este jueves en Cartagena sobre el primer reto.

La violencia contra líderes sociales ha sido uno de los puntos negros del posconflicto durante este año: según la Defensoría del Pueblo de Colombia hay una situación de riesgo persistente, y entre enero de 2016 y julio de 2017, se han registrado 186 homicidios de líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Para las FARC, la implementación del proceso ha sido deficiente y actualmente el proceso enfrenta “uno de sus momentos más difíciles” luego de la firma del acuerdo.

Las FARC dijeron que la Jurisdicción Especial para la Paz fue “desfigurada” en el Congreso y su texto actual no corresponde a lo que se firmó en el Teatro Colón en noviembre de 2016. Santos aseguró que el 15 de enero se posesionarán los magistrados de la JEP “para que puedan iniciar sus labores lo más pronto posible”.

La JEP es el mecanismo con el que se implementará la justicia transicional pactada con la guerrilla de las FARC.

En un comunicado, las FARC lamentaron el hundimiento de la reforma política, las circunscripciones territoriales especiales de paz y que aún hayan más de 600 integrantes de las FARC en prisión.

“Ni los legisladores, ni los poderes institucionales pueden soslayar que el Acuerdo de paz de La Habana ya fue refrendado por el Congreso de la República, y que fue investido de constitucionalidad por la Corte Constitucional”, dice el comunicado del grupo político, que a su vez reiteró su compromiso para continuar con el proceso de paz.

“No obstante las dificultades, seguiremos marchando sobre la convicción de que haber puesto fin al conflicto, es el hecho más importante de las últimas décadas en el país”.

Las FARC le pidieron a Santos que use sus funciones constitucionales extraordinarias para implementar los acuerdos, pues dijo, el Gobierno tiene el deber de defender lo pactado.

“Aplicarlas no es abuso de poder sino una obligación del Estado, siempre que estas vayan ajustadas al espíritu de lo pactado”, agrega el comunicado.

Los expresidentes Felipe González, de España, y José Mujica, de Uruguay, que hacen parte de la CSIVI, reconocieron los avances del proceso, e hicieron un llamado para continuar con los esfuerzos de paz en el país.

“Colombianos, hay que tirarse al agua o hacía delante, el pasado nunca es reparable totalmente, nunca lo ha sido en ninguna parte de la tierra. Lo que es enmendable es el porvenir y de los errores del pasado tenemos que construir lo que es el futuro”, dijo Mujica desde Cartagena este jueves. “Piensas en tus abuelos o piensas en tus hijos, ese es el desafío que tenemos por delante”.

González, entre tanto, resaltó la participación de la comunidad internacional en este proceso.

“Este acuerdo tiene la importancia, para mi trascendental, de poner en primer término de la preocupación a las víctimas en el sentido estricto y amplio, nunca había pasado”, dijo González también desde Cartagena luego de la reunión y agregó que son los colombianos los que deben construir la paz.

“Solo la sociedad colombiana se puede y se debe empoderar de construir la paz, el desarrollo, y una democracia cada vez más incluyente” puntualizó.