(CNN Español) - Un nuevo caso trágico de feminicidio sacude a Argentina: en Mendoza dos mujeres y un niño fueron golpeadas a muerte y la casa donde estaban fue incendiada. Según la policía, el atacante, que luego cometió suicidio, tenía una historia de violencia de género.

En 2017 en Argentina hubo 298 feminicidios. Eso quiere decir que asesinaron a una mujer cada 29 horas. 90% de los feminicidios fueron cometidos por un hombre en el círculo más cercano a las víctimas, y el 65% de los crímenes ocurrieron en la vivienda de la mujer, según cifras de la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa).

Según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, Argentina es el tercer país en la región donde más asesinan a las mujeres (después de Honduras y El Salvador).

Los casos de feminicidios en Argentina, tristemente, se han vuelto noticias regulares en los medios. Y aunque muchos casos llegan a los titulares y causan indignación y conmoción, la verdad es que muchos se quedan sin denunciar.

"No es un delito que se denuncie habitualmente, no es un delito que se pueda probar y por el cual se puede condenar, entonces en los pocos casos en los que hay un delito que se denuncia, que se investiga, que se condena y que se condena a prisión hay también una función ejemplificadora del uso del derecho y de la aplicación efectiva del derecho con todas las garantías, pero también con todo el rigor que tiene la norma”, le dijo a CNN en Español Natalia Gherardi, directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Género en mayo de 2017.

Estos son algunos feminicidios tristemente célebres en Argentina

1. La muerte de Micaela García

En abril de 2017, Micaela García, de 21 años, fue violada y asesinada. En su caso, el asesino también estaba en libertad condicional a pesar de que el Servicio Penitenciario también lo desaconsejaba.

Sebastián Wagner, que fue condenado a prisión perpetua por este crimen, estaba preso desde 2012 por varios delitos de violación y su condena debía finalizar en 2018. Pero dos años antes, en julio de 2016, otro juez le había concedió la libertad. En ese lapso mató a García, según reportó Télam.

Imagen de archivo. Una mujer sostiene un cartel de 'Ni una menos' y 'Vivas nos queremos' en una marcha contra los feminicidios en Ciudad de México en octubre de 2016. (Crédito: PEDRO PARDO/AFP/Getty Images)

Wagner se declaró culpable del crimen, informó la agencia.

2. El trágico final de Araceli Fulles

La joven de 22 años desapareció en abril de 2017 y tras 26 días de búsqueda su familia recibió la peor noticia: su cuerpo fue encontrado debajo de una losa de cemento de 35 centímetros, cubierto de cal, y a apenas unas pocas cuadras de su casa en Buenos Aires. Por su crimen fue detenido Darío Baradacco, de 28 años, como principal sospechoso, y otras cuatro personas más.

Baradacco fue acusado de ser el autor material del hechos, se negó declarar y como su defensa no apeló, es el único que permanece detenido después de que en septiembre de 2017 los otros cuatro fueran liberados por fallas en la investigación, dijo Télam.

3. Camila Rodríguez: embarazada y apuñalada a muerte

Mientras sepultaban a Araceli Fulles, en mayo, Camila Rodríguez apareció asesinada en la provincia de Salta, en el norte del país. Rodríguez tenía 15 años y su cuerpo fue hallado al costado de una ruta. La joven embarazada tenía señales de haber sido apuñalada.

No hay detenidos por este caso.

4. Lucía Pérez: el caso que convocó un paro internacional

Lucía Pérez, de 16 años, fue drogada, violada, empalada y asesinada. Luego los culpables lavaron y limpiaron su ropa y la dejaron en un centro de atención médico en Mar del Plata y huyeron, según la fiscal del caso María Isabel Sánchez, citada por Télam.

El asesinato de Lucía en octubre de 2016 unió a las mujeres en Argentina que convocaron un paro nacional que trascendió fronteras. 58 ciudades en el mundo registraron marchas para rechazar la violencia machista.

Matías Farías, de 23 años, sospechoso del asesinato de Pérez, dijo en mayo de 2017 ante la justicia que tuvo relaciones sexuales consentidas con la joven, según consignaron medios locales. Añadió que Alejandro Maciel y Juan Pablo Offidani, también señalados de estar implicados en el crimen, llegaron al lugar de los hechos cuando la joven ya estaba inconsciente. Maciel,de 61 años, se negó a declarar, mientras Offidani dijo que no había estado implicado en la muerte y que intentó reanimarla.

Offidani, Farías y Maciel enfrentan cargos por abuso sexual agravado; Farías y Offidani tienen además un cargo de abuso sexual seguido de muerte y Maciel un cargo de encubrimiento agravado.

5. Otro triple homicidio en Mendoza

A pocos días de la marcha para rechazar el feminicidio de Lucía Pérez, un hombre de 30 años fue detenido por un triple feminicidio en Godoy Cruz, en la provincia de Mendoza en Argentina. Según informó en ese entonces Télam citando al Ministerio Público Fiscal de Mendoza, el hombre llegó a la casa del barrio Trapiche de la ciudad a unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires, a hablar con su expareja.

En el lugar también estaban los hijos de la mujer –una bebé de 10 meses y dos menores de 8 y 11 años– y dos mujeres más, familiares de la mujer, de acuerdo con las investigaciones del caso recogidas por Télam.

Según revelan las pesquisas, el hombre apuñaló y asesinó a la madre de los niños, a la tía y a la abuela y luego hirió a los menores. El niño de 8 años logró escapar y avisar a un familiar del ataque. El bebé de 10 meses y el niño de 11 años se recuperaron.

Daniel Zalazar fue imputado de triple feminicidio y fue condenado a prisión perpetua en septiembre de 2017.