(CNN) - El cierre de escuelas en Oklahoma, Estados Unidos, ha generado una gran preocupación para muchos padres, por lo que un grupo madres abogadas decidió tomar cartas en el asunto.

El lunes se espera que más de 100 mujeres marchen casi 1,6 kilómetros desde la Asociación de abogados de Oklahoma hasta el Capitolio en la ciudad de Oklahoma para ayudar en las negociaciones entre legisladores y educadores.

MIRA: Maestros marchan en Kentucky y Oklahoma por mejoras salariales

Los paros de los maestros de dicho estado cumplieron cinco días el viernes, y se extenderán hasta la semana siguiente para lograr un aumento de fondos federales otorgados a programas educativos.

La marcha del lunes es fruto del trabajo de Becki Murphy, abogada especializada en adopción de Tulsa, que compartió la idea en un grupo de mujeres abogadas en Facebook llamado “Girl Attorney”.

“La gran mayoría de nosotras somos madres, por ende, esto nos afecta a poder ir a trabajar”, Murphy dijo a CNN. Murphy trabajó el viernes en su oficina acompañada de sus dos hijos, dos hijos de una amiga y sus dos perros.

Becki Murphy tuvo la idea de una marcha hacia el Capitolio estatal, y consiguió apoyo por Internet.

Becki Murphy tuvo la idea de una marcha hacia el Capitolio estatal, y consiguió apoyo por Internet.

“Pensé, ‘Somos un grupo de mujeres inteligentes. ¿Por qué no nos unimos para hacer algo al respecto?’”

Otras también estuvieron de acuerdo. En poco tiempo 120 mujeres de diferentes áreas y especialidades decidieron unirse y participar de la iniciativa.

Dividiendo y conquistando

La coalición está organizando citas grupales con los legisladores para escuchar sus preocupaciones. También se está hablando con los educadores sobre lo que sienten que es necesario para que el sistema de escuelas públicas de Oklahoma mejore.

LEE: Miles de profesores marchan en Oklahoma y Kentucky por sus derechos laborales

"Tenemos unas destrezas específicas. Todos los días lidiamos con personas en posiciones opuestas a la nuestra, y tratamos de llegar a un punto medio", dijo Murphy.

Preparándose para el lunes, cada abogada está tomando las riendas de una tarea diferente, como redactar comunicados de prensa, preparar los puntos de conversación y redactarle una carta a la gobernadora estatal, Mary Fallin.

https://www.facebook.com/tulsaadoptionattorney/photos/a.597904316939333.1073741826.101959169867186/1826220240774395/?type=3&theater

Y no están participando sólo madres.

Susan Carns Curtiss, fundadora “Girls Attorney”, dijo que las mujeres sin hijos están formando parte en el movimiento porque sienten que el sistema educativo de Oklahoma afecta a todos.

"La situación actual no es sostenible", le comentó a CNN. "No es bueno para los niños, no es bueno para los maestros y no es bueno para el estado".

Los hijos de Curtiss van a la escuela pública, pero ella contempla la crisis desde más allá de la perspectiva maternal.

"Realmente queremos apoyar a otros profesionales en nuestro estado que han sido lo suficientemente valientes como para salir y pararse", dijo Curtiss, añadiendo además que se siente privilegiada de poder respaldar a los educadores en esta ocasión.

Comunidad antes de política

El conflicto entre los maestros y legisladores ha causado tensión durante la última semana, pero tanto Murphy como Curtiss enfatizaron que las abogadas de "Girl Attorney" no están tomando una postura política.

Murphy dice que quiere que su hija Ragon, de 11 años, vea que las mujeres son fuertes y pueden provocar cambios.

Murphy dice que quiere que su hija Ragon, de 11 años, vea que las mujeres son fuertes y pueden provocar cambios.

Al contrario, su posición es ayudar a ambas partes a llegar a una solución que tenga en cuenta los intereses de todo el mundo.

MIRA: ¿Qué pasaría si se arma a los maestros en Estados Unidos?

También quieren demostrar lo que se puede conseguir cuando un grupo de mujeres trabajan en equipo, razón por la cual muchas, al igual que Murphy, han involucrado a sus hijas.

Ragon Fancy, hija de 11 años de Murphy, es estudiante del quinto grado en la escuela pública Jenks, cerca de Tulsa. Sus maestros estuvieron en el Capitolio toda esta semana, y madre e hija esperan unirse a ellos el lunes.

"Creo que es importante, especialmente ahora, que ella vea a las mujeres unirse", dijo Murphy. "Quiero que vea que somos poderosas, que somos fuertes y que podemos crear cambios".