(CNN Español) - Una particular fotografía de los candidatos presidenciales de Colombia se volvió viral este miércoles. En ella aparecen, cabizbajos, cuatro de los ocho aspirantes que participarían en el debate del Eje Cafetero, encerrados en un salón esperando que afuera terminaran las manifestaciones en torno al evento.

En vez de hablar y discutir, como lo tenían planeado para el debate "El Eje Cafetero Elige", Gustavo Petro, Iván Duque, Humberto de la Calle y Germán Vargas Lleras, terminaron quedándose encerrados en un salón, sin poder dar los argumentos que tenía preparados para la arena pública. El encuentro político que iba a tener público invitado en el Teatro Los Fundadores de la ciudad de Manizales (a unos 300 kilómetros al noroccidente de Bogotá) fue cancelado por manifestaciones a las afueras del recinto.

El diario La Patria, organizador del evento junto el canal regional de televisión, Telecafé y otras entidades, informó hacia el medio día de este miércoles que canceló el debate porque “el ambiente para su realización no fue propicio”, pues, una vez copado el aforo, los asistentes al debate que se quedaron sin boletería para ingresar al teatro “comenzaron a protestar, al punto de bloquear las vías” alternas.

La llegada multitudinaria de estudiantes a las afueras del teatro hizo que la llegada de los candidatos fuera caótica, reportó La Patria.

“Hemos estado esperando más de una hora que les permitan la entrada a los candidatos al recinto, y con condiciones de seguridad muy precarias pudieron entrar, pero al llegar acá se han dado cuenta de que las condiciones no están para hacer el debate presidencial”, dijo el director del diario La Patria de Manizales, Nicolás Restrepo Escobar.

Restrepo Escobar le dijo a CNN en Español que el teatro tenía una disponibilidad para unas 1.200 personas aproximadamente y que en la parte superior el aforo de 380 personas se completó.

"No hubo control y podían entrar a platea", dijo  Restrepo Escobar.

En el momento en que se tomó la foto que se volvió viral, los candidatos estaban decidiendo si cancelar o no el debate.

"Estaban muy dispuestos a hacer el debate sin público", le dijo a este medio el director de La Patria. Luego de eso, agrega, los candidatos decidieron que no había condiciones para realizar el evento.

Agreden a los candidatos

Videos publicados en redes sociales muestran dos escenas: la primera, a las afueras del teatro, un grupo de manifestantes, airados, pidiendo entrar al debate. Los candidatos Iván Duque y Germán Vargas Lleras fueron abucheados cuando intentaban ingresar al teatro.

Vargas Lleras denunció que fue víctima de agresiones verbales y físicas.

Del otro lado, adentro del teatro, un video publicado por Telecafé, otro de los organizadores, muestra una multitud que esperaba ansiosa a que empezara el debate. Muchos de ellos coreaba el nombre de Petro. "Supongo que sí había más [simpatizantes] de Petro pero no controlamos eso", dijo Restrepo.

Vargas Lleras instó al candidato Petro para que controlara a sus seguidores. Y Petro dijo que lo que generó la “rebeldía estudiantil” fue que hubiera sido un acto pensado para Iván Duque.

“Tiende a pensar Germán Vargas y lo entiendo, que porque son jóvenes los que protestan son mis seguidores”, tuiteó Petro. Siempre preferiré jovenes con libros que paracos con sierras eléctricas. Solicitó a la juventud caldense permitir el debate del Café. El debate por encima de todo”.

“No es bueno que medios organicen debates con las cartas marcadas para un candidato”, tuiteó Petro con unas fotografías que muestran sillas del teatro con letreros que dicen “Reservado Iván Duque”.

El director de La Patria rechazó las acusaciones de Petro y explicó que a cada campaña se le entregaron cerca de 100 boletas, y las 10 primeras filas del teatro estaban destinadas a los invitados de los candidatos. Había sillas marcadas para cada candidato, agregó.

“El resto de boletas era para que la gente de ellos estuviera en el debate”, dijo Restrepo Escobar.

Según él, la logística por parte de los organizadores con la campaña Petro fue “compleja” pues el candidato fue “muy errático en la aceptación de su presencia en el foro y confirmó [su asistencia] en la víspera” del mismo.

En su editorial de este jueves, el diario La Patria aceptó parte de su responsabilidad por lo ocurrido y dijo que los hechos demuestran que la intolerancia y polarización que vive Colombia “puede tener consecuencias funestas”.

“Quienes más perdieron con lo de ayer fueron precisamente aquellos que torpedearon el evento, porque no pudieron escuchar de viva voz a los candidatos y conocer en directo lo que piensan acerca de nuestra región, y saber de qué manera nos veremos impactados con los resultados que se obtengan el próximo 27 de mayo”, agrega el editorial del periódico regional.

Los candidatos hicieron un llamado a la calma y decidieron cancelar el debate y hacer un conversatorio a puerta cerrada que fue transmitido en la noche del miércoles.

El encuentro hace parte de la serie de debates en las regiones organizados por medios de comunicación y universidades. Los candidatos han estado en Medellín, para el debate Paisa; Barranquilla para el debate Caribe; en Buenaventura, para el debate Pacífico, y esta vez era el turno del debate del Eje Cafetero.

Las elecciones presidenciales en Colombia serán el 27 de mayo de 2017.