(CNN Español) - El escritor y periodista argentino Martín Caparrós estuvo en la más reciente emisión de "En Diálogo con Longobardi", el programa dominical de entrevistas presentado por el periodista argentino Marcelo Longobardi en CNN en Español.

Caparrós, quien nació el 29 de mayo de 1957 en Buenos Aires, contó cómo fue su llegada al diario Noticias, donde empezó su carrera como periodista.

"Quería ser fotógrafo, tenía 16 años. Quería empezar a trabajar y conseguí que me contrataran supuestamente para empezar a formarme como fotógrafo", dijo.

"El director entonces del diario me dijo que qué prefería, si irme a mi casa, volver en marzo y empezar a meterme en el laboratorio para algún día ser fotógrafo o quedarme en el diario trabajando mientras tanto de cadete. Y yo dije que quería ser cadete, que quería trabajar".

La dictadura militar lo llevó al exilio en 1976. Estudió Historia en París y luego se radicó en Madrid, donde comenzó a escribir su primera novela.

"Antes del golpe me fui. Yo había militado con la Juventud Peronista, había dejado de militar porque no estaba de acuerdo con una serie de caminos que estaban tomando, cada vez más, para mi gusto, equivocados, cada vez más de enfrentamiento y demás, y en un momento amigos y compañeros me dijeron que si no seguía militando sería mejor que me fuera", contó sobre su salida del país.

"Muy de casualidad terminé en París, un lugar en el que nunca había pensado que iba a quedarme", dijo. "Hasta que llegué ahí y cambié de idea".

En 1987, volvió a Argentina y empezó una exitosa carrera tanto de escritor como de periodista.

Si tuviera que elegir de entre sus obra una favorita, Caparrós dijo que eligiría "La Historia".

"El año pasado cumplí 60 y mi celebración fue que la editorial hizo una reedición de 'La Historia' y la presentamos el día de mi cumpleaños en Barcelona".

Sobre por qué se volvió a ir de Argentina, Caparrós dijo: "Tengo el privilegio y la desgracia de que puedo hacer mi trabajo en cualquier lado. Es un privilegio enorme y lo sé, y es una desgracia porque esto hace que me esté preguntando todo el tiempo en dónde quiero estar".

"Yo me fui a principios del 2013. Por un lado, tenía ganas de mirar las cosas desde otro punto de vista ... Me parecía que por un lado Argentina se provincializa mucho".

"Por otro lado, ya habían pasado casi 10 años de kirchnerismo, yo había escrito bastante sobre el asunto y tenía la sensación de que ya había tratado de pensar y de escribir todo lo que se me ocurría sobre el tema y que empezaba a repetirme y aburrirme a mí mismo, y dije, bueno, me voy a ir por un tiempo".

"Y han pasado cinco años y sigo estando cómodo fuera de aquí. Me importa la Argentina, la miro, pero estoy más tranquilo viviendo fuera de esta vorágine".