(CNN) - Mientras la policía busca al hombre armado que mató a cuatro personas en un local de la cadena de restaurantes Waffle House en Tennessee, el alcalde de Nashville asevera que "ya es suficiente" y exige que haya leyes de control de armas más rigurosas.

"Sé que todos queremos vivir en un entorno seguro que les permita ir a trabajar o a la escuela y sentirse a salvo", dijo el alcalde demócrata David Briley el domingo en conferencia de prensa. "Queremos estar a la altura de nuestro potencial más grande, y es mi responsabilidad como alcalde de Nashville intentar que eso ocurra. Las víctimas de este tiroteo merecen nuestras oraciones y nuestros pensamientos, pero también se merecen líderes que den un paso adelante, que tomen medidas y hagan algo para sacar estas armas de nuestras calles", sostuvo.

"Por un momento, seamos honestos sobre lo sucedido", dijo Briley. "Anoche, inocentes de Nashville fueron aterrorizados por un hombre con un [rifle] AR-15. Seamos honestos. Algunas personas consideran que estas armas tienen el propósito de aterrorizar a otras personas. Está sucediendo demasiado. Ya es suficiente", agregó el alcalde de Nashville.

LEE: El atacante del Waffle House había sido arrestado antes cerca de la Casa Blanca

Poco después de las 3 a.m., Travis Reinking, de 29 años, presuntamente asaltó el restaurante Waffle House en Antioch y usó un "rifle de tipo asalto" para llevar a cabo la carnicería, de acuerdo a las autoridades. Los disparos cesaron por las acciones heroicas de un cliente que los escuchó y se escondió cerca de los baños del restaurante, dijeron, antes de lanzarse hacia el atacante, quitarle el rifle y lanzarlo lejos de su alcance.

 

Este es el local en el que ocurrió el tiroteo.

Las autoridades sospechan que el atacante, que aún anda suelto, puede tener dos armas: un arma larga y una pistola.

Durante la conferencia de prensa, el alcalde Briley expresó su exasperación y aseguró que "tragedias como la de hoy no deberían suceder".

Este es el segundo tiroteo en masa del vecindario de Antioch en siete meses. Un hombre mató a un feligrés e hirió a otros siete durante un tiroteo en una iglesia en septiembre pasado, a pocos kilómetros de Waffle House.

"Tragedias como la de hoy no deberían pasar", dijo Briley. "Han pasado solo siete meses desde que tuvimos otro tiroteo masivo aquí, en Nashville, eso es demasiado frecuente. Necesitamos una reforma integral de las armas para enfrentar los tiroteos masivos, tiroteos accidentales y homicidios. Si nos podemos unir para esto y para el bien mayor, podemos sacar estas armas de guerra de las calles de nuestro país", amplió la autoridad.

El representante Jim Cooper, un demócrata cuyo distrito incluye a Nashville, se unió al alcalde para condenar las actuales leyes de armas en Estados Unidos.

"Nashville se despertó con noticias devastadoras", escribió Cooper en Twitter. "Lloramos a las víctimas inocentes y agradecemos a los primeros valientes en reaccionar. Muchos dirán que este no es el momento de debatir cambios. Pero ahora ES el momento".

LEE: Él es el héroe que evitó más víctimas en el Waffle House

"Podemos y debemos hacer todo lo posible para evitar estas tragedias y mantener seguros a los estadounidenses", continuó.

"Eso comienza con la restricción del acceso civil generalizado a las armas de asalto de grado militar", finalizó Cooper.

Travis Reinking, presunto atacante de Waffle House.