(CNN Español) - A Eyvi Lizet Agreda Marchena la persiguió un sujeto hasta el autobús en el que iba, le arrojó combustible y le prendió fuego. Ahora se encuentra entre la vida y la muerte por las graves quemaduras que sufrió este martes, según dijeron los médicos que la tratan.

El hecho ha causado indignación en Lima, luego de que se conocieran detalles de la agresión que sufrió la mujer de 22 años que se transportaba en un bus que cubría la ruta Chorrillos-San Juan de Lurigancho, en la capital peruana. La agresión ocurrió el 24 de abril en el centro de la ciudad.

Las autoridades informaron que el presunto agresor de Agreda Marchena fue capturado este miércoles. Lo identificaron como Carlos Javier Hualpa Vacas, quien, según las primeras hipótesis de la Policía, habría estado acosando a la joven desde hace unos días. El hombre niega ser el responsable de los hechos, según la Policía.

Javier Hualpa Vacas, tras ser detenido por agentes policiales peruanos. Hualpa es el principal sospechoso de haber prendido fuego a una joven dentro de un bus. (Créditos: Agencia Andina)

Esto es lo que sabemos de la víctima

La policía dijo este miércoles que hace tres semanas Agreda Marchena había llamado a una de sus hermanas para que la esperara en la puerta de su casa y le abriera inmediatamente para entrar, pues había un hombre que la estaba persiguiendo en un mototaxi. El sujeto fue identificado como 'Javier', según el general Gastón Rodríguez, jefe de la Policía de Lima.

Agreda, que es oriunda de la provincia de Cajamarca, en el norte de Perú, no había hablado con su familia de ningún novio hasta el momento, según le dijo una de sus hermanas, Sandra Aguirre, a la agencia de noticias estatal de Perú, Andina.

“Está enfocada en sus estudios, en trabajar y terminar su carrera de negocios internacionales en el instituto”, dijo Aguirre.

Además de estudiar, la joven trabaja como cajera en el cafetín de una universidad de Lima, según su hermana.

  • Mira en este video: "Mis medidas son 2.202 casos de feminicidios"

Grave estado de salud

Tras la agresión, la mujer fue traslada al hospital Almenara, un centro médico donde permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Está inconsciente”, le dijo este miércoles a Andina Luis Bromley, director del hospital Almenara. “Tiene sedantes porque no puede estar despierta. El dolor es muy intenso".

Bromley le dijo a Andina este miércoles que la mujer sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 60% de su cuerpo y podría necesitar hasta 10 cirugías reconstructivas. Su vida corre peligro, agrega el médico, pues debido a las quemaduras puede presentar fallas renales, hepáticas y pulmonares.

“Estos pacientes, toda vez que tienen expuestos gran parte de su superficie corporal hacen infecciones. Esas infecciones pueden llevarla a una septicemia y a la muerte”, dijo el médico, que agrega que su recuperación final podría tardar incluso años.

"Con la ayuda de la ciencia médica y el apoyo de de Dios, ella podría superar ese porcentaje y recuperarse, lo que significa muchos meses para adelante", aseguró el médico.

  • Mira en este video: Congresista peruana sugiere que la mujer a veces permite el feminicidio

"Versiones encontradas"

Horas después de la agresión contra Eivy Agreda, la Policía instauró un operativo para dar con pistas que llevaran a la captura del presunto responsable. Con ayuda de la familia las autoridades lograron identificar al presunto responsable como Javier Hualpa Vacas, quien fue capturado en la mañana de este miércoles en su domicilio, según dijo la Policía.

El testimonio del conductor de bus fue clave para la captura del sujeto, pues según él, luego del ataque el hombre bajó del bus con su brazo izquierdo encendido y tratando de apagar el fuego, explicó el general Rodríguez.

Con esas pistas, y luego de que la familia ayudara con la identificación del sujeto, la Policía llegó hasta su casa en el sector de Carabayllo. El hombre capturado presentaba una quemadura en la mano y en el antebrazo izquierdo y no había ido a su trabajo excusándose en un accidente que sufrió la noche anterior, dijo Rodríguez.

“Luego de las primeras declaraciones que él da, entra en contradicciones: primero dijo que se había quemado en su casa, luego que cocinando y algunas otras versiones que serán materia de investigación propiamente dicha”, dijo el jefe de la Policía de Lima en rueda de prensa este miércoles.

Hasta el momento no se le han imputado cargos a Hualpa Vacas, pero el Ministerio de la Mujer de Perú pidió que se le imputen cargos por tentativa de feminicidio. La pena para el delito de feminicidio en Perú es de entre 15 años de cárcel hasta cadena perpetua.

Según el Ministerio de la Mujer de Perú, entre enero y septiembre de 2017 se registraron al menos 175 tentativas de feminicidios y 94 feminicidios en Perú, una cifra un tanto más baja respecto al mismo periodo de 2016, cuando se registraron 204 tentativas de feminicidio y 99 feminicidios.

Perú ocupa el octavo lugar de feminicidios entre los países de América Latina con una tasa de 100 por cada 100.000 habitantes, según cifras del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL. El primero es Honduras, con una tasa de 466 por cada 100.000 mujeres, seguido de El Salvador (349), Argentina (254), Guatemala (211), Venezuela (122), República Dominicana (108) y Bolivia (104).