CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Sobreviviente de Misrata, en Libia: «¡Dios mío, es como una película de terror!»

Por Juan Andrés Muñoz

El jefe humanitario de las Naciones Unidas informará este lunes al Consejo de Seguridad sobre los combates entre las fuerzas del líder libio Moammar Gadhafi y los rebeldes.

Los sobrevivientes en la ciudad portuaria de Misrata —el único sitio en la zona oeste de Libia que controlan los rebeldes— describen la carnicería causada por los bombardeos indiscriminados: huesos triturados, quemaduras y amputaciones.

«Están bombardeando el puerto y los barrios civiles. Se ha convertido en una operación de venganza, no es sólo para hacerse con el control de la ciudad de Misrata», dijo Ibrahim al-Neairy, un rebelde evacuado a Benghazi tras resultar herido en los combates.

El informe al Consejo de Seguridad de la ONU se produce después de que sus 15 integrantes aprobaran en marzo una resolución para proteger a los civiles del régimen de Gadhafi, por cualquier medio. Desde el 31 de marzo, una coalición dirigida por la OTAN ha estado atacando objetivos que están a favor del gobierno en todo el país.

Existe la hipótesis generalizada entre los expertos de que el conflicto entre las fuerzas que están en contra y a favor de Gadhafi seguirá en un punto muerto durante algún tiempo.

Pero el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo el domingo que los días de Gadhafi están contados, a pesar de que no podía prever cuánto tiempo durará la misión de la coalición para proteger a los civiles.

publicidad

La OTAN ha afectado a las instalaciones de municiones en la zona Misrata así como otros objetivos militares en todo el país.

Mientras pasa el tiempo, grupos de derechos humanos han expresado su preocupación creciente por los libios que se encuentran sitiados en Misrata.

Hanan Muhammad, que fue evacuado junto con cerca de 800 personas en un barco de ayuda de la Organización Internacional para la Migración, resultó herido cuando un misil impactó cerca de su casa.

«Yo estaba en mi casa rezando cuando el primer misil aterrizó. Poco después, más misiles, uno tras otro comenzaron a golpear nuestro vecindario», dijo Muhammad, quien sufrió un fractura en el brazo y heridas de metralla.

«Terror. Miedo. La gente tiene miedo cada momento del día sin importar la edad», dijo. «Oh Dios, es como una película de terror.»

Al-Neairy, que sufrió quemaduras faciales y heridas de metralla, dijo que no se arrepiente de la lucha.

«El precio de la libertad es alto y es necesario liberarse de este régimen», dijo.

Amnistía Internacional ha dicho que los ataques de Gadhafi en la ciudad portuaria pueden equivaler a crímenes de guerra.

Un informe publicado la semana pasada por el grupo de seguimiento acusó a las fuerzas pro-Gadhafi de la «muerte ilegal de civiles por ataques indiscriminados, incluyendo el uso de artillería pesada, cohetes y bombas de racimo en zonas civiles, además de los disparos de francotiradores contra los residentes.»

Sara Sidner contribuyó con este reporte