CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Béisbol

La policía de Los Ángeles identifica al agresor de un aficionado de los Gigantes

Por Juan Andrés Muñoz

El principal sospechoso en la brutal golpiza a un aficionado de los Gigantes de San Francisco en el estadio de los Dodgers es miembro de una pandilla que está en libertad condicional por varias condenas, según informó la policía de Los Ángeles.

Giovanni Ramírez, de 31 años, está relacionado con la pandilla Varrio Nuevo Estrada, una de las 34 pandillas en un área de 40 kilómetros cuadrados, en la zona este del centro de Los Ángeles, dijo José Carrillo, detective a cargo del caso.

Ramírez fue arrestado el domingo y se le impuso una fianza de un millón de dólares. Fue acusado de intento de robo en 1998, robo en 1999 y disparar un arma en público en 2005. Ramírez ha estado cooperando con las autoridades mientras está en custodia, aunque se niega a dar explicaciones.

El domingo, después de que la policía inspeccionara una casa y un departamento relacionados con el ataque de Bryan Stow, Ramírez fue aprehendido. Stow, de 42 años, es un padre de dos niños en Santa Cruz, California, y quedó en estado de coma.

Stow fue atacado en el estacionamiento del estadio después del primer juego de la temporada de Dodgers contra Gigantes el 31 de marzo. Su madre, Ann Stow, dijo a Jene Velez-Mitchell de HLN que fue un acto de violencia aleatorio contra alguien que lucía los colores de los Gigantes.

Además del arresto de Ramírez al este de Hollywood, la policía recopiló evidencia y detuvo a otros hombres, que según la policía serían liberados después del interrogatorio. “La investigación está en una etapa temprana”, dijo el jefe de policía Charlie Beck el domingo por la tarde fuera del estadio. “Hay, al menos, otros dos sospechosos que estamos buscando activamente”.