CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cine

“Drive”: la antítesis de lo explosivo

Por Juan Carlos Arciniegas, CNN en Español

(CNN Español) – ¿Cuántas veces un «trailer» nos ha convencido de ver una película de la cual no teníamos mayor referencia? ¿Y cuántas veces hemos salido defraudados porque lo prometido en el adelanto no se cumple con la película? Supongo que muchas veces, pero esta vez una mujer estadounidense lleva su insatisfacción ante los tribunales.

Se trata de Sarah Deming, una residente del estado de Michigan quien entabló una demanda contra el distribuidor de “Drive” precisamente porque el trailer, según ella, resultó más interesante que la propia película.


Lo que ella esperaba era una cinta que, por su nombre, incluyera muchas escenas de acción automovilística al estilo explosivo de la serie “Rápidos y Furiosos”.

FilmDistrict, distribuidora del filme en Estados Unidos y una de las partes demandadas, dijo a través de un portavoz que no suelen realizar comentarios cuando un proceso legal de este tipo está en curso.

Debido a que después de ver la cinta yo se las había recomendado -vía Twitter-, esta demanda me obliga a ponerme en el papel de abogado del diablo.

Aunque “Drive” tiene varias escenas de acción muy bien logradas y casi que al punto de parecer más una coreografía que una persecución en automóvil, la señora demandante tiene razón: la película –afortunadamente- no tiene nada que ver con esas otras producciones donde los accidentes, choques y mega-explosiones satisfacen esa sed por un entretenimiento «rápido y furioso».

“Drive” es una cinta de suspenso elegantemente dirigida por el danés Nicolas Winding Refn. Sin embargo, su inspiración es el mundo de Hollywood y de ahí que su protagonista, a quien en la cinta se le identifica sólo como «driver», es un conductor contratado para filmar escenas arriesgadas en el cine. Además, en la noche pone sus destrezas al servicio de particulares, usualmente criminales en busca de alguien que les proporcione una rápida salida durante sus fechorías.

Su protagonista, encarnado por Ryan Gosling, un actor al que debemos prestar suma atención por ser uno de los de mayor proyección en Hollywood, pasa en esta cinta de la contemplación a la furia y luego a un estado de ternura con sólo un parpadeo, pues precisamente su intensidad actoral radica en la capacidad que tiene de expresar con sus ojos lo que otros actores sólo pueden hacer con diálogo.

“Drive” es un film-noir pero con una saturación de colores y texturas que lo hacen delicadamente áspero. Resalta el cuidado en los detalles, porque a diferencia de otras cintas donde por error los pasajeros de un vehículo están completamente iluminados en una escena nocturna, aquí el director nos regala interiores oscuros con uno que otro destello de luz proveniente de la calle.

Si bien no es el filme que la demandante esperaba, “Drive” sí es la película «cool» del momento.

Para gustos se hicieron las películas, pero en este caso no queda más que preguntarme si ante su demanda habrá posibilidad de una contra-demanda por falta de buen gusto o necesad.

Sigue a Juan Carlos Arciniegas en Twitter: