CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

Se disparan los precios de la mantequilla de cacahuete en EE.UU.

Por Juan Andrés Muñoz

Nueva York (CNNMoney) — Los chocolates de mantequilla de cacahuete Reese’s Cups seguramente habrán sido un dulce codiciado este Halloween tras el brusco aumento de los precios a raíz de una de las peores cosechas de cacahuetes en décadas.

La empresa Kraft subirá los precios de su mantequilla de cacahuete Planters en 40% a partir de este lunes, mientras que ConAgra hizo lo propio con su marca Peter Pan, que aumentó un 20% este mes.

J.M. Smucker, dueña de la marca Jif, subirá los precios un 30% este martes.

Mientras, los consumidores ya lo empiezan a notar en los supermercados.

La portavoz de la cadena de supermercados Publix, Maria Brous, dijo que su empresa ya había aumentado ligeramente los precios en sus tiendas y seguirá aumentándolos conforme «suba el costo de los alimentos».

Por su parte, Dick Roberts, portavoz de las tiendas Giant Eagle, señaló que, «como todos los establecimientos», la cadena se ha visto «afectada por los factores de la industria en el precio de la mantequilla de cacahuete». Chris Brand, vocero de las tiendas de alimentos Giant, dijo que «las perspectivas no pintan bien hasta que se recoja y produzca la cosecha del próximo año».

publicidad

Los cacahuetes suelen cosecharse en el otoño, entre septiembre y octubre.

Los precios de la tonelada de cacahuete runner, el más común para la mantequilla, alcanzó este mes casi los 1.200 dólares, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 450 dólares más que el año pasado.

Se calcula ue la producción de cacahuete en Estados Unidos caerá un 13 por ciento con respecto al 2010.

Los analistas lo atribuyen al intenso calor y a la sequía que afectó este año al sur del país, así como a los altos precios de otros productos, que llevó a los agricultores a centrar sus esfuerzos en otras cosechas.

Los estadounidenses gastan casi 800 millones de dólares en mantequilla de cacahuete y en promedio consumen más de 2,7 kilos de derivados del cacahuete al año, según la Junta Nacional del Cacahuete.