(CNN) — Ante la creciente presión para que renuncie, la rectora de la Universidad de California en Davis formó un grupo de trabajo para investigar el incidente en el que un agente de policía roció con gas o aerosol de pimienta a manifestantes que estaban sentados.

Linda Katehi dijo al presentador de CNN Don Lemon que considera "inaceptable" el comportamiento de la policía pero aclaró que no planea renunciar.

"En verdad queremos analizar esto con mucho cuidado y tomar medidas... asegurarnos de que no vuelva a ocurrir en nuestro campus", dijo.

Katehi comentó que un grupo de trabajo conformado por profesores, estudiantes y personal administrativo presentará un informe de los hechos en el plazo de 90 días.

"Este informe ayudará a establecer políticas y procesos dentro de la administración de la universidad y el Departamento de Policía para evitar cosas similares en el futuro", dijo.

Uno de los manifestantes afectados por el gas dijo a CNN que todavía sentía algunos efectos la noche de este sábado.

"Me sorprendió", dijo Sophia Kamran. "Cuando los estudiantes están sentados en el suelo y no hay forma que actúen con violencia, siendo totalmente pacíficos, no entiendo el uso del spray de pimienta en contra de ellos".

Un agente de policía del campus roció a quemarropa a los manifestantes este viernes.

Once personas recibieron atención médica por los efectos del aerosol de color amarillo. Dos de ellos fueron al hospital, indicaron funcionarios de la universidad.

El incidente desató una avalancha de comentarios en la página Facebook de la escuela, la mayoría críticos con la policía y la administración.

En respuesta, Katehi emitió primero un comunicado, y después dio una conferencia de prensa el sábado.

"Ayer no fue un día para que nos sintamos orgullosos en nuestro campos”, dijo Katehi en su declaración.

En la conferencia de prensa, consideró que el uso de gas pimienta fue "escalofriante".

"El uso de gas pimienta, como se muestra en el video, es escalofriante para todos nosotros y plantea muchas preguntas sobre la mejor forma de manejar situaciones como ésta", dijo.

Sin embargo, Katehi rechazó el llamado de profesores y otras personas para que ella renuncie, diciendo que no infringió las políticas del campus.