CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Padres vigilan a sus hijos prematuros con «webcams» del hospital

Por CNN en Español

(CNN) — Al despertar cada mañana, lo primero que Carole Kang hacía era tomar su iPhone y pulsar algunos botones para ver a su hijo, Spencer, quien estaba en un hospital a unos pocos kilómetros de distancia.

Spencer nació prematuramente pesando 1.047 kilogramos y estuvo en la unidad de cuidados intensivos neonatales del Centro Médico St. Jude de California durante más de 11 semanas.

Kang y su esposo, Stephen, visitaron a su hijo tan seguido como les fue posible mientras hacían malabares con las responsabilidades en el trabajo y en la casa. Pero incluso cuando no podían estar con Spencer, podían verlo todo el día, siempre y cuando tuvieran conexión a internet.

Una cámara colocada encima de la incubadora de Spencer le daba a la pareja acceso a una transmisión de video en vivo que podían ver desde sus teléfonos o computadoras.

“Hubo momentos a mitad de la noche en que necesitaba verlo”, dice Kang, quien se conectaba a las 2 de la mañana. “Me daba una sensación de alivio”.

El Centro Médico St. Jude es uno de los primeros hospitales en Estados Unidos que implementó el sistema de webcam de nombre NICVIEW, que le da a los padres una ventana virtual a sus hijos recién nacidos. La mayoría de los bebés en la unidad de cuidados intensivos neonatales de St. Jude, que cuenta con 14 incubadoras, nacen prematuramente y se dan de alta durante los primeros cuatro o cinco días. Sin embargo, algunos se quedan durante meses.

publicidad

Otros centros evalúan la idea o buscan financiamiento. Las cámaras cuestan alrededor de 1,000 dólares cada una, además de la cuota anual de servicio, que cubre el soporte técnico y otros gastos.

Los hospitales que ya utilizaron el sistema dicen que la inversión vale la pena.

“La familia se siente verdaderamente conectada a su bebé, lo cual es importante para crear los lazos afectivos. Anteriormente, el proceso de unión afectiva se tenía que instituir cada cierto tiempo”, dice el médico David Hicks, director médico de la unidad de cuidados intensivos neonatales del Centro Médico St. Jude. “Mejoró la dinámica de la familia”.

Las cámaras individuales encima de la incubadora de cada bebé proporcionan una transmisión en vivo constante. Hicks dice que a menudo saluda a la cámara para tranquilizar a los miembros de la familia. En St. Jude, se asigna una cámara para cada bebé y solamente se apaga durante los tratamientos médicos, las rondas o por criterio de un médico o de una enfermera.

“La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales es un ejemplo de un momento especial en el que los padres necesitan la experiencia de la unión afectiva”, dice Blake Rutherford, uno de los cuatro fundadores de NICVEW. Los padres tienen la opción de compartir la contraseña a sus familiares o amigos que viven lejos, dice.

Cerca de la mitad de las sesiones tienen su origen en dispositivos con conexión a la red como las iPads, los iPhones, los dispositivos de plataforma Android y las Blackberries, dice Bill Nold, uno de los socios de Rutherford.

“Podemos decir que la gente utiliza estos dispositivos mientras están sentados en su automóvil”.

Kang recuerda lo importante que fue para su familia tener acceso. Cuando su esposo regresaba del trabajo, conectaba otra pantalla a su computadora para poder ver a Spencer.

“Cuando tenía que estar en un lugar para apoyar a su familia, le dio esa cercanía”, dice Kang. Mientras recuerda la angustia que sintió la pareja cuando tuvo que dejar a su hijo en el hospital. “Pudo tener una conexión con él en cualquier momento del día. Es un sentimiento que no tiene precio. Es una herramienta absolutamente increíble”.

Tracey Van Dell, administradora de gestión de la American Association of Critical-Care Nurses, sólo puede ver una desventaja potencial en el sistema: la posibilidad de que un padre sea testigo de una situación de emergencia antes de que se apague la cámara.

Van Dell dio a luz a gemelos prematuros, uno de los cuales murió en la unidad de cuidados intensivos neonatales. El otro bebé fue dado de alta después de seis meses. Dijo que las ventajas de un sistema de cámaras claramente superan a cualquier posible desventaja.

“Creo que ayudará a alentar a que los padres se cuiden, porque es una experiencia agotadora emocional y físicamente”, dice.

Rutherford y su equipo, que incluye al desarrollador Dominc Foster, tuvieron la idea del sistema de cámaras después de que visitaron a Deaconess, en donde usaban cámaras a un lado de las camas de los bebés. Rutherford y sus socios mejoraron ese sistema básico para que fuera compatible con cualquier dispositivo con conexión a la red y lo diseñaron para no afectara el desempeño de la red del hospital.

Los padres que tenían problemas para ver a sus hijos cuando el hospital usaba su propio sistema llamaban a la unidad (de cuidados intensivos). Ahora esas llamadas pasan directamente a NICVIEW, lo que permite a las enfermeras hacer su trabajo, dice Mary Stephen, directora de enfermería de la unidad de cuidados intensivos neonatales del Women´s Hospital.

“Realmente conecta a las familias con sus bebés”, dice Stephens. “Ayuda con la separación. Mientras la mamá está en el trabajo, puede tener acceso para ver a su hijo y (de esa forma) no siente que se perdió tanto”.

Stephens dice que ve otras aplicaciones para la tecnología y dice que puede utilizarse en pacientes de edad avanzada con demencia o con otras enfermedades.

Maureen Guzzi, gerente de enfermería de la unidad de cuidados intensivos neonatales de UMass, está de acuerdo y dice que ve una aplicación en oncología. Usar las cámaras en las unidades de cuidados intensivos neonatales es particularmente importante, dada la presión por la que pasa la familia que tiene a un hijo enfermo ya que algunos bebés pueden estar ahí de seis a ocho meses, dice.

“Es un momento muy emocional, porque (los padres) quieren estar aquí, pero tienen que regresar a trabajar”.

UMass tiene seis cámaras que están montadas en los postes para las vías intravenosas. Guzzi dice que espera que el hospital pueda comprar suficientes cámaras para tener una por cada bebé y que le permita a las familias tener acceso en todo momento.

Ya se entrenaron en el sistema a varios miembros del personal, y aprendieron en dónde deben colocar las cámaras, cómo apagarlas y cómo explicar el proceso a los padres. Hay otros pequeños problemas técnicos, dice, pero en general (la gente del) hospital está encantada con el sistema.

Recientemente se instalaron cámaras en Parkview Community Hospital Medical Center en el Sur de California. Entrenaron en el sistema a miembros del personal, y se programó que el hospital empiece a utilizar en Navidad el NICVIEW, dice Marlene Burnett, vicepresidente de desarrollo de negocios.

Muchos bebés que llegan a la unidad de cuidados intensivos neonatales en Parkview provienen de otros hospitales. El sistema le facilitará a los padres que viven a treinta minutos o más de distancia poder ver a sus hijos, dice.

“Es muy importante para ellos poder tener acceso por internet para ver a sus bebés”, afirma Burnett.

Betty Rowzee, directora clínica de la unidad de cuidados intensivos neonatales dice que los bebés en Parkview normalmente permanecen entre siete y catorce días. Si bien la mayoría de los bebés son prematuros, hay otros con infecciones o con problemas de alimentación o de azúcar.

Noelani Dauphinee, quien dio a luz en St. Jude, dice que el sistema fue una bendición para ella y para su familia. Su hijo, Jonathan, vivió sólo una semana.

Los parientes en Hawai, Arizona y en la costa este lo vieron a través de la webcam y en el funeral del bebé hablaron de lo importante que fue eso, dice.

“Uno nunca sabe lo valioso que podrán ser esos momentos”, dice. “En nuestro caso pasó de estar bien a algo mucho peor en cuestión de horas, y poder saber que teníamos acceso hizo una gran diferencia”.