La ONU e Iraq acuerdan la reubicación temporal de los exiliados iraníes
El gobierno iraquí ha dicho que cerrará el campo para el 31 de diciembre próximo.

(CNN) — Iraq aceptó reubicar de manera temporal a miembros de un grupo opositor iraní, considerado por Estados Unidos una organización terrorista, mientras la agencia para refugiados de la ONU comienza sus esfuerzos por reasentar a los exiliados, anunció este lunes la organización.

Bajo el acuerdo de la ONU, Iraq reubicará a los residentes del campo Ashraf, también conocido como Nuevo Campo de Iraq —la sede del grupo opositor Mujahedin-e Khalq, o MEK— a un campamento temporal. En ese lugar, la Alta Comisión para los Refugiados de la ONU comenzarán los esfuerzos para reasentar al grupo afuera del país, según un comunicado.

El gobierno iraquí ha dicho que cerrará el campo para el 31 de diciembre próximo, y sin acuerdo de la ONU, no hay garantías claras de que los exiliados puedan ser protegidos de ataques de fuerzas iraquíes, o represalias del vecino Irán.

Irán y Estados Unidos consideran al MEK una organización terrorista. Ha estado en las listas de terroristas de EU desde 1997 debido al asesinado de seis estadounidenses en Irán en los años setenta, y un intento de ataque contra la misión iraní ante Naciones Unidas en 1992.

Un memorando de entendimiento entre la ONU e Iraq fue firmado este domingo, el mismo día en que los exiliados iraníes afirmaron en un comunicado que dos cohetes golpearon su campo en el noreste de Iraq.

“Quiero dejar muy en claro que este memorando de entendimiento es sobre una relocalización voluntaria y su implementación está basada firmemente en que todos los bandos actúen de manera pacífica y de buena fe”, dijo Martin Klober, un representante especial del secretario general de la ONU y jefe de la Misión de Asistencia de la ONU para Iraq (UNAMI).

Kobler, que firmó el acuerdo, también llamó a las naciones a aceptar a los exiliados en sus países.

El acuerdo incluye “un compromiso claro del gobierno de Iraq para asegurar la protección y seguridad de los residentes en un nuevo lugar”, de acuerdo con la ONU.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dio la bienvenida al acuerdo, al que llamó una solución viable, y urgió al grupo iraní a aceptarla.

“Para que sea exitosa, la reubicación debe de tener todo el apoyo de los residentes del campo, a quienes urgimos a trabajar con la ONU para implementarla”, aseguró Clinton en un comunicado este domingo por la noche.

“Todos los que quieren ver a la gente del campo Ashraf seguros y a salvo deben trabajar juntos para que el plan acordado se lleve a cabo”.

El acuerdo también pide el despliegue de un equipo de la ONU para monitorear al grupo hasta que sea reubicado fuera de Iraq.

El campo fue establecido en 1986 luego de que Saddam Hussein invitó a miembros del MEK a reubicarse en Iraq en un esfuerzo para dañar al gobierno iraní, que estaba en guerra con Iraq.

Desde el 2004, Estados Unidos ha considerado a los residentes del campo “no combatientes” y “personas protegidas” bajo la Convención de Ginebra, aun cuando el grupo permanece en las listas de grupos terroristas.

El grupo cree que el actual régimen de Iraq, bajo las órdenes del primer ministro Nuri al-Maliki, ha realizado dos ataques contra el campo, donde viven unos 3,000 exiliados, que resultaron en la muerte de unas 50 personas.

Coche bomba causa cinco muertos en Bagdad

Un atacante suicida hizo detonar el coche en el que se transportaba en un control de seguridad en la puerta principal del ministerio del Interior iraquí en el centro de Bagdad este lunes, lo que causó la muerte de al menos cinco personas y heridas a otras 39, informó la policía.

El ataque ocurrió luego de una reunión durante el fin de semana entre al-Maliki y altos funcionarios de seguridad para evaluar los atentados de la semana pasada que causaron casi 70 muertos y más de 200 heridos. La serie de 20 explosiones ocurrieron solo días después de que salieron del país las últimas tropas de Estados Unidos.

Aún cuando la violencia ha caído a niveles record en años recientes, los últimos ataques son los peores desde agosto, cuando una serie de atentados mataron a 75 personas en 17 ciudades iraquíes.

Azadeh Ansari y Mohammed Tawfeeq contribuyeron con este reporte.