Un barco de investigación, al rescate de pesquero atrapado en la Antártida

(CNN) — Un barco de investigación llegó al rescate de un pesquero ruso que ha estado atorado en el hielo frente a la Antártida desde hace 10 días, informaron funcionarios de Nueva Zelandia.

El barco Sparta golpeó el hielo el pasado 16 de diciembre, lo que causó un agujero en el casco del barco, de acuerdo con el Centro de Coordinación de Rescate de Nueva Zelandia.

El barco ha estado atrapado en el área a unos 3,200 kilómetros de la costa de Nueva Zelandia, donde el hielo es tan grueso que los barcos han tenido dificultades para acercarse.

Desde que está atrapado, los 32 integrantes de la tripulación han trabajado con rescatistas para parchar el agujero y evitar que el barco se hunda. Se les han entregado herramientas que fueron lanzadas desde un avión de la Fuerza Aérea de Nueva Zelandia, lo que les ayudó a bombear el agua congelada que entraba al barco.

“Han tenido dificultad en intentar arreglar el agujero en la parte dañada del casto porque necesitan detener una de las bombas para hacer eso, y el nivel del agua sube otra vez”, dijo al diario New Zealand Herald el coordinador de la misión de búsqueda y rescate Neville Blakemore.

El barco de investigación Araon comenzó a bombear combustible en el barco dañado con la esperanza de levantar la proa lo suficiente fuera del agua para exponer el área dañada del casco, según el coordinador Mike Roberts.

Una vez que el casco esté fuera del agua, los funcionarios esperan tapar el agujero con placas de metal desde dentro y fuera del barco.

“Si tiene éxito, la reparación volverá a poner al Sparta en capacidad para navegar, escoltado por el Araon fuera del hielo hacia mar abierto”, dijo el centro.
Un barco de investigación llegó en auxilio de un pesquero ruso que está atrapado entre una gruesa capa de hielo con 32 tripulantes