Una corte egipcia prohíbe las pruebas de virginidad a mujeres detenidas

El CAIRO (CNN) — Una corte administrativa egipcia emitió este martes una orden para prohibir las pruebas de virginidad para las detenidas, meses después de que varias mujeres presuntamente fueron sujetas a ese tipo de exámenes luego de una protesta en la Plaza Tahrir.

El fallo está relacionado con el caso de Samira Ibrahim, una gerente de marketing de 25 años que demandó al gobierno en agosto, luego de que alegó que fue víctima de estas pruebas tras su arresto durante una protesta el pasado 9 de marzo; Ibrahim dijo que enfrentó amenazas de muerte luego de presentar la denuncia.

“Se ha hecho justicia hoy”, dijo Ibrahim a CNN. “Esas pruebas son un crimen y no van de acuerdo con la constitución, que pide igualdad entre hombres y mujeres. No voy a ceder mis derechos como mujer y como ser humano”.

Aly Hassan, un consultor judicial afiliado al Ministerio de Justicia, aclaró que la orden solo afecta a las pruebas en prisiones militares y en mujeres temporalmente detenidas.

"Esas pruebas no son consideradas como un crimen, si no el caso estaría en la corte criminal", dijo.

En marzo pasado, Amnistía Internacional reportó que tropas egipcias golpearon a mujeres y las forzaron a someterse a pruebas de virginidad.

Las autoridades egipcias negaron en un principio que se requirieron las pruebas, pero en mayo, un general que pidió no ser identificado admitió la práctica.

El general dijo que las pruebas fueron realizadas como una salvaguardia contra las mujeres que acusaron a las autoridades de abuso sexual.

“Las mujeres que fueron detenidas no eran como tu hija o la mía”, dijo el general a CNN. “Esas jóvenes estuvieron acampando con hombres en la Plaza Tahrir, y encontramos en las carpas cocteles molotov y drogas”.

Pero Ibrahim dijo que su tratamiento claramente mostró que las pruebas estaban destinadas a "degradar a las manifestantes".

"Los militares me torturaron, me etiquetaron como una prostituta y me humillaron forzándome a las pruebas de virginidad realizadas por un doctor hombre, en las cuales mi cuerpo estuvo expuesto mientras los soldados observaban", dijo.

Otra de las mujeres que protestó el 9 de marzo, Salwa Hosseini, dio un testimonio similar, según Amnistía Internacional.

Además de Ibrahim, una integrante del grupo No a los Juicios Militares contra Civiles, Maha Mamoun, se unió a la acción legal, aunque ella no fue sometida a pruebas, dijo Ahmed Ragab, un abogado del Centro Legal Hisham Mubarak que llevó el caso de Ibrahim.

Ragab dijo que los abogados del gobierno inicialmente negaron que las pruebas fueran llevadas a cabo y el caso fue retrasado.