CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Eric Holder, en la mira por Rápido y Furioso, anuncia castigos y despidos

Por CNN en Español

WASHINGTON (CNN) — En los próximos seis meses, hará despidos y cargos contra funcionarios del Departamento de Justicia que supervisaron la operación fallida de tráfico de armas, adelantó este jueves el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder.

El funcionario hizo estas declaraciones ante el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental donde se discutió la controvertida operación encubierta, Rápido y Furioso.

Al ser cuestionado sobre qué medidas ha tomado desde que el caso se dio a conocer, hace 13 meses, Holder dijo que está esperando las conclusiones de una investigación interna.

En cuánto se sepa quiénes fueron culpables, dijo, “les puedo asegurar que esas personas serán retiradas del servicio federal”.

Ningún cargo será notificado hasta que el departamento obtenga las pruebas para que se dicte condena, dijo en la audiencia.

La operación permitió que se compraran armas ilegalmente en armerías en Estados Unidos y que llegaran a manos de los cárteles de la droga en México. Sin embargo, cientos de armas se perdieron.

La tormenta de condenas surgió luego de que dos de ellas fueron encontradas en el sitio donde en 2010 fue asesinado Brian Terry, un agente de la patrulla fronteriza.

Demócratas y republicanos se han enfrentado desde entonces para determinar quién supo de la operación y cuándo.

El legislador republicano, Darrel Issa, amenazó al secretario de justicia con acusarlo de desacato al Congreso si su oficina no presenta más documentos sobre el caso y lo presionó para que probara que el tráfico de armas en un operativo así no volvería a ocurrir.

Los republicanos están investigando qué tanto conocía Holder del operativo, mientras que los demócratas defendieron su testimonio sobre que no sabía nada al respecto.

La comparecencia ocurre días después de que el Departamento de Jusitica e Issa intercambiaran algunas cartas.

La dependencia federal rechazó las demandas de Issa de que ciertos documentos sobre el operativo sean presentados a más tardar la próxima semana.

En una carta para Holder, Issa criticó al Departamento de Justicia por tirar documentos importantes que mostraron que el subsecretario de Justicia, Lanny Breuer discutió con funcionarios mexicanos un plan para permitir el libre tráfico de armas a México, donde se arrestaría a los traficantes.

Issa afirmó que un correo electrónico mostró que “Breuer sugirió permitir a los presta nombres cruzar a México para que (las autoridades mexicanas) pudieran arrestarlos, acusarlos y procesarlos”.

“Esos nuevos documentos muestran que Breuer realizó su comentario el 4 de febrero de 2011, el mismo día en que el subsecretario de Justicia, Ronald Weich, escribió al Congreso negando que el departamento permitió el tráfico de armas”, aseguró Issa.

El Departamento de Justicia respondió y afirmó que la carta de Issa mostró “un malentendido significativo sobre los documentos entregados y la posición del Departamento sobre los temas requeridos”.

La carta de cinco páginas del subsecretario James Cole negó la acusación de que Breuer apoyó el paso de armas de forma ilegal a los cárteles mexicanos.

El subsecretario Breuer “propuso a sus contrapartes mexicanas un escenario en el cual quienes cruzaran con armas ilegales a través de la frontera pudieran ser arrestados ahí por funcionarios mexicanos y acusados en México. Aun cuando los funcionarios no llevaron a cabo esa estrategia, no es justo o exacto decir que esto permitiría el libre tráfico de armas”.

Los republicanos han presionado para saber si altos funcionarios de la administración del presidente Barack Obama estuvieron al tanto de la estrategia del operativo, pero hasta el momento, Breuer es el funcionario de más alto nivel que tuvo conocimiento de la operación.

Los demócratas han dado a conocer documentos que sugieren que la oficina de la fiscalía en Phoenix y la oficina del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos en la misma ciudad, fueron quienes tomaron las decisiones en el desarrollo de los operativos, incluido Rápido y Furioso.

Issa dijo a Holder que si su departamento continúa obstruyendo la investigación del Congreso al no entregar la documentación e información requerida, “este comité no tendrá más remedio que seguir adelante con los procedimientos para acusarlo por desacato al Congreso”.

Holder no se ha referido directamente a la amenaza de desacato del republicano.