Al Qaeda se adjudica asesinato de estadounidense en Yemen
Lugar en donde dos hombres armados asesinaron a un ciudadano de Estados Unidos en Yemen.

Por Hakim Almasmari, para CNN

SANÁ, Yemen (CNN) – Hombres armados mataron a un profesor estadounidense en la provincia yemení de Taiz el domingo, según dijeron dos funcionarios del ministerio de Defensa.

El grupo Al Qaeda en la Península Arábiga –el nombre de la afiliada de la red terrorista en Yemen- se atribuyó la responsabilidad del asesinato.

En un mensaje de texto enviado a medios de comunicación de Yemen, el grupo dijo que la víctima estaba difundiendo la cristiandad entre los yemeníes, y dijo que era uno de los principales misioneros en el país.

Las autoridades no han dicho quién mató al profesor. Mohamed Saidi, jefe de seguridad de la provincia, identificó a la víctima como Joel Sharm.

Saidi dijo que Sharm había estado trabajando en un centro de idiomas sueco en Taiz desde 2010.

La embajada estadounidense en la capital Saná dijo que había oído informes de una muerte estadounidense y que está investigando el caso. La embajada no confirmó que de hecho un ciudadano de Estados Unidos haya muerto.

El jueves, miembros de una tribu que exigieron la liberación de prisioneros secuestraron a una profesora suiza en Hodeida en la costa del Mar Rojo, dijeron las autoridades.

Hombres presos de una tribu están siendo retenidos en la Prisión Central de Hodeida por perturbar a los viajeros y bloquear el paso en carreteras.

En el ataque del domingo, dos hombres en una motocicleta dispararon ocho veces contra el profesor que estaba de camino al trabajo en el centro de idiomas en la capital provincial, dijeron los funcionarios del ministerio de Defensa.

“Estamos investigando el homicidio pues es el primero de este tipo contra un occidental en Taiz”, dijo uno de los funcionarios. Ninguno de los dos quiso ser nombrado porque no están autorizados a hablar con los medios.

Yemen ha estado combatiendo a Al Qaeda en la Península Arábiga durante años, con resultados mixtos.

En septiembre, un ataque con un avión no tripulado de la CIA en Yemen mató al clérigo estadounidense Anwar al-Awlaki, el comandante de operaciones externas y reclutador jefe de los militantes angloparlantes del grupo.

Aunque la muerte reduce la capacidad de planeación de ataques de ese grupo, todavía representa un peligro y “sigue siendo el nodo más propenso a intentar ataques trasnacionales”, según la evaluación anual de inteligencia de Estados Unidos, difundida en enero.

Yemen dijo el domingo que había matado a 14 supuestos militantes en el sur del país.

El país se ha visto afectado por la turbulencia política desde principios del año pasado. Las protestas propiciaron la partida del presidente Ali Abdullah Saleh.

Su sucesor, el presidente Abdo Rabu Mansour Hadi, declaró el sábado que las personas muertas en protestas pacíficas contra Saleh eran “mártires” y que sus familias recibirán compensación.

Las personas heridas en las protestas recibirán ayuda hospitalaria de parte del Gobierno, dijo el presidente.