CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

Alergias, la mala noticia de la primavera

Por CNN en Español

(CNN) — Aunque algunos de ustedes probablemente están practicando deportes y oliendo las flores, el resto de nosotros está en un lugar cerrado, con la nariz tapada y luchando por mantener nuestros irritados ojos abiertos.

El buen clima significa que las alergias de primavera han iniciado para millones de personas en el hemisferio norte. El lunes, Atlanta rompió un récord de conteo de polen de 13 años, con 8.164 partículas por metro cúbico de aire, según datos de la Clínica de Asma y Alergia de Atlanta.

La rinitis alérgica es un mal común que se manifiesta en primavera. Esto significa que cuando inhalas algo a lo que eres alérgico, tienes síntomas en la nariz y en los ojos. Cuando el disparador de la reacción es el polen, se dice que la persona tiene “fiebre del heno”.

Además de causar picazón en los ojos, secreción nasal y congestión en los senos paranasales, los médicos dicen que las alergias también podrían afectar el estado de ánimo. Aunque la conexión no es del todo comprendida, puede ser que la congestión nasal y el aletargamiento inducido por los medicamentos porvoquen que la gente se sienta decaída.

Sin embargo, un estudio sugiere que la reacción alérgica por sí misma puede disminuir el estado de ánimo.

Las temporada de alergias inició temprano este año, dicen los expertos. Debido a que hubo un invierno suave, las plantas y los árboles están liberando polen mucho más pronto de lo normal, explicó el meteorólogo de CNN, Sean Morris. Los narcisos y tulipanes han florecido antes de lo previsto, mientras que el roble, la morera, el sicomoro, el liquidámbar y los abedules están floreciendo completamente.

Y por si te preguntas qué es eso que cubre tu coche…. es polen de pino, que por lo general no aparece sino hasta mediados o finales de abril.

“Sorprendentemente, la mayoría de las personas no son alérgicas a las cosas que podemos ver”, dijo Morris.

Las partículas microscópicas, más pequeñas que el ancho de un cabello humano, causan el mayor sufrimiento, dice el médico Stanley Fineman, alergólogo de la Clínica de Asma y Alergia de Atlanta, y presidente del Colegio Americano de Asma, Alergia e Inmunología.

“Lo estamos viendo en pacientes que han tenido muchos más problemas este año que los que tenían en el pasado, debido a los recuentos muy altos (de polen) y a la temporada prolongada”, dice Fineman.

Y aunque la temporada comenzó antes de lo normal, no significa que termine antes, dijo Fineman.

Incluso los cortos periodos de exposición al polen afectan a los pacientes con alergias, dice Bob Overholt, alergólogo del Centro de Alergia, Asma y Senos Nasales. Cada vez que sales estás preparando a tu sistema inmunológico para tener una reacción aún peor después.

Para este año, la Dirección de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no aprobó ningún nuevo tratamiento contra las alergias. Sin embargo, tienes tres opciones para adquirir antihistamínicos orales de venta libre: Allegra (fexofenadina), Claritin (loratadina) y Zyrtec (cetirizina); pero muchos pacientes necesitan un spray nasal que se adquiere con receta, además de uno de esos medicamentos, para poder encontrar alivio.

Los alergólogos pueden prescribir antihistamínicos tópicos nasales y aerosoles esteroides. Las gotas oculares antihistamínicas también están disponibles con y sin receta médica.

Y la única opción a largo plazo para las personas alérgicas es someterse a la terapia inmunológica, en forma de inyecciones, durante un periodo de tres a cinco años. Una prueba determina a qué eres alérgico; entonces recibes diminutas dosis del alérgeno inyectado para que te vuelvas insensible.

Un método que utiliza gotas bajo la lengua para lograr esto ha mostrado ser prometedor en estudios, pero aún no está aprobado por la FDA.

En pocas palabras: Si estás sufriendo esta primavera, los alergólogos pueden ayudarte.