Los "monstruos" de Indonesia podrían perderse el concierto de Lady Gaga

(CNN) — Lady Gaga podría decepcionar a muchos de sus “pequeños monstruos” en Indonesia, después de que la policía de Yakarta recomendara no emitir un permiso para el concierto del 3 de junio, debido a problemas de seguridad.

"Sí, es seguro, el promotor no obtendrá el permiso para llevar a cabo el concierto", informó este martes el vocero de la Policía Nacional, Saud Usman.

La promotora del concierto, Big Daddy Entertainment, declinó a hacer cualquier comentario mientras se desarrolla el caso. "Por favor esperen información oficial de nosotros", dijo el vocero Alif Ramadoni.

Existen reclamos contra Lady Gaga por parte de islamistas y musulmanes conservadores, quienes dicen que los atuendos reveladores y sus movimientos de baile sensuales son haram, término árabe que significa "prohibido por la ley islámica".

El presidente del Frente de Defensores Islámicos, Habib Rizieq, dijo que su grupo no podía dar garantías en términos de seguridad, si el concierto se lleva a cabo.

La estrella pop fue reprobada en marzo por un "miembro de alto rango" de la mayor autoridad islámica del país, según The Jakarta Globe.

El presidente del Consejo de los Ulemas de Indonesia, Cholil Ridwan, instó a los musulmanes a no asistir al próximo concierto de la sexy y controversial cantante.

"(El concierto) pretende destruir la moral de la nación", dijo Ridwan al diario.

A él le preocupa que la ropa y los movimientos de Lady Gaga sean un mal ejemplo para los jóvenes musulmanes.

Reportes de prensa indican que más de 25.000 boletos fueron vendidos en las primeras dos horas después de que salieron a la venta, en marzo. La policía afirma que la promotora no debió haber emitido los boletos antes de conseguir el permiso.

Ésta no es la primera controversia durante el tour de la cantante de Born This Way. Gaga también tuvo problemas con los grupos cristianos en Corea del Sur, lo que llevó al gobierno a prohibir que menores de 18 años asistieran a su espectáculo.

Antes del concierto, a finales de abril, los detractores lo calificaron de "pornográfico" y como una promoción de la homosexualidad. Yoon Jung-hoon, un reverendo que ayudó a organizar La Red Civil contra el Concierto de Lady Gaga, dijo al Chicago Tribune que su grupo recolectó 5,000 seguidores en Facebook. También abogó por un boicot de Hyundai Card y Hyundai Motor Co., el mayor fabricante de automóviles de Corea y patrocinador del evento.

"Algunas personas pueden aceptar esto como otra cultura, pero su impacto es enorme, está más allá del arte y envilece las religiones", dijo Yoon. "Incluso los adultos no pueden ver su espectáculo, es demasiado homosexual y pornográfico".

El show en Corea del Sur continuó como estaba previsto.

Kathy Quiano y Tasha Tampubolon contribuyeron con este reporte