(CNN) — Tina Gangidine es gran admiradora del presidente Barack Obama, al grado de que su inseparable mascota hace campaña por él.

"Dejé el letrero de la campaña en su jaula, y cada vez que sale siempre salta hacia él y se sienta al lado durante largos espacios de tiempo", dijo la profesora jubilada de Ohio.

"Supongo que es un "pájaro político". Bueno, al igual que el resto de la familia, es muy honesto".

Gangidine se tomó el tiempo para publicar una foto de su mascota -conocido como 'El pájaro H.R.H.' (Her Royal Highness)– en la página oficial de Facebook "Las mascotas aman a Obama".

La publicación provocó muchos "Me gusta" y buenos comentarios como ninguna otra cosa que jamás haya publicado Tina, y que incluía menciones de Twitter y otras páginas de Facebook.

"Las personas aman a sus mascotas y prestan atención a este tipo de cosas, es un mensaje muy positivo para todos".

Más de 32.000 personas han publicado que "les gusta" la página Pet Lovers for Obama y subido al sitio las fotos de sus mascotas.

Un perro llamado Teddy Roosevelt usa una camisa azul marino para apoyar a Obama. "Baby", un gato gris, se ve inteligente con su botón: "gatos con Obama". Incluso un gallo sin nombre luce un pañuelo del presidente.

La mercancía electoral para mascotas incluye, pañuelos, collares, correas, imanes para coches, botones entre otros y su venta cuenta como donación de campaña.

Lisa Capretto de Chicago publicó una foto de su pitbull Rocco que se sienta pacientemente con las gafas de sol de Obama colgados en su nariz húmeda.

Kate Kaye, directora de ClickZ, una publicación especializada que cubre la industria de la publicidad digital, cree que los anuncios de perros son una apuesta estratégica para cultivar un cierto tipo de votante.

"Tal vez el personal de campaña de Obama piensa que las personas que muestran afecto a sus animales son más propensos a estar interesados en cuestiones más liberales", dijo Kaye.

Denise Small, voluntaria de la Sociedad Protectora de Animales del oeste de Montana, publicó una foto de Mysty, un gato persa que llevaba su pañuelo de Obama. Ella piensa que la campaña para mascotas da credibilidad al presidente.

"Le ayuda a parecer genuino", dijo a CNN. "Para mí, es alguien muy apasionado por los animales".