CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias culturales

¿Ultrabook o tableta? Tu próxima computadora será las dos cosas

Por DANIEL

(CNNMoney) — Delgada, táctil, liviana, bella, atractiva, no suelen ser los adjetivos asociados con las computadoras personales.  Pero prepárate.  Esta temporada de otoño, una ola de tabletas y ultrabooks cambiará la forma en que el mundo percibe la PC.

En una demostración el martes pasado en Nueva York, Intel develó más de una docena de ultrabooks que saldrán a la venta a finales de este año. En apariencia y diseño parecen iguales a la primera generación, pero por dentro su nuevo procesador añade un ingrediente clave a estas máquinas: la pantalla táctil.

Microsoft con Windows 8 será más táctil, favoreciendo a los dedos sobre el teclado y el ratón como método de navegación.  Por eso Intel diseñó un ultrabook de pantalla táctil en su sede de Silicon Valley el año pasado, y lo envió a los fabricantes de PCs como ejemplo de diseño y referencia para reproducir nuevos ordenadores.

Muchos fabricantes habilitaron las pantallas para que funcionaran con el tacto, pero otros fueron más creativos.  Asus diseñó un ultrabook convertible de doble pantalla táctil, una adentro y otra afuera de la tapa, permitiendo convertirla en una tableta.

Lenovo respondió con una joya del pasado.  Antes de debutar el iPad de Apple, las tabletas eran simplemente computadoras que doblaban su teclado detrás de la pantalla.  Nunca despegaron, en parte por su peso y el pobre desempeño de su pantalla táctil.  Ahora que esta tecnología es superior y que los dispositivos son más delgados, Lenovo lo intenta de nuevo con el “Yoga”.

Los ultrabooks son claramente los computadores del futuro.  Son bastante poderosos – según Intel son 19 veces más poderosos que la mayoría de las computadoras de hace tres años – y la compañía espera que los ultrabooks acaparen el 40% de las ventas de ordenadores portátiles a final de este año.

Pero, serán los ultrabooks el futuro de las computadoras, o tan solo un substituto antes de que las tabletas se establezcan completamente en su lugar?

Las tabletas – está bien, los iPads – han cautivado la atención mundial y devorado las ventas de PC.  No hay muchas tabletas con Windows hoy en día por las calles, ya que Windows 7 no es exactamente un sistema operativo compatible con pantallas táctiles, pero muchos fabricantes de ordenadores están trabajando en sus versiones de tabletas con Windows 8.

Más Notable aún es que Microsoft comenzará a vender su propio diseño en Octubre. “The Surface” es una tableta con Windows 8 que posee una tapa que se desdobla para convertirse en teclado.

Esto significa que las tabletas comenzarán a competir con los ultrabooks esta temporada de otoño.  Y con muchas de los mismas características, los consumidores tendrán una difícil elección. Ambos dispositivos pesan casi lo mismo y muchos ultrabooks no son mucho más gruesos que las tabletas más populares.  Tendrán casi el mismo precio de unos 1.000 dólares, aunque unos pocos sin pantalla táctil (y notablemente más pesados) se venderán comenzando en los 700 dólares.

En ese caso el teclado será el factor diferenciador. Uno puede escribir en un ultrabook poniéndolo en las piernas, pero las tabletas necesitan estar en una base o conectados a un teclado externo para ser verdaderamente productivo.  Hasta el Surface de Microsoft requiere reposar en una mesa para hacer uso del pie de apoyo integrado y el teclado de la tapa.  En cambio, Intel piensa que la importancia del teclado se disipara en los próximos años.  La compañía está trabajando en la próxima generación de procesadores capaces de usar una interfaz más natural que incorpore expresiones faciales y comandos de voz.

La escritura en teclados o hasta el tacto, serán suplantados por una mirada, un gesto, o el habla, según la compañía.  Lo que esto significara es que la línea casi invisible que separa los ordenadores portátiles de las tabletas y hasta de los teléfonos inteligentes, se disipará aún más.