CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Bill Clinton: “Quiero que Barack Obama sea el próximo presidente de EE.UU.”

Por Juan Andrés Muñoz

Charlotte, Carolina del Norte (CNNEspañol.com) — El expresidente de Estados Unidos fue el gran protagonista de la noche en la segunda jornada de la Convención Nacional Demócrata con un discurso en el que defendió la gestión de Barack Obama en sus cuatro años de gobierno y dijo que ofrece un camino mejor que su rival.

“Quiero que Barack Obama sea el próximo presidente de Estados Unidos”, dijo Clinton en el discurso con el que nominó formalmente como candidato a Obama, quien apareció al final en el escenario para fundirse con él en un abrazo, en medio de los aplausos de un abarrotado Time Warner Cable Arena de Charlotte.

Clinton agregó que “nadie hubiera podido arreglar todo el daño que él encontró en solo cuatro años”, en alusión a la crisis económica que heredó cuando tomó posesión en enero de 2009, y, al preguntar a la multitud si el país está mejor que hace cuatro años, la respuesta fue unánime y estruendosa: “¡Sí!”.

“Si quieren vivir en una sociedad que te deja solo, en el que los ganadores se llevan todo, entonces deben apoyar la candidatura republicana. Si quieren un país en el que la prosperidad y responsabilidad se comparten, una sociedad solidaria, entonces deben votar por Barack Obama y Joe Biden”, dijo el exmandatario, quien hace cuatro años atacó duramente a Obama haciendo campaña a favor de su esposa Hillary.

Refiriéndose a la Convención Republicana de la semana pasada, Clinton dijo que “en Tampa, el argumento de los republicanos contra la reelección del presidente era muy simple. Era algo así como: nos dejó un desastre total que no ha terminado de arreglar todavía, así que echémoslo y póngannos a nosotros”.

“Me gusta mucho más el argumento a favor de la reelección del presidente Obama. Heredó una economía muy dañada, frenó la caída, inició el largo y duro camino de la recuperación y puso las bases de una economía más moderna y equilibrada que generará millones de nuevos empleos, nuevos negocios vibrantes y mucha nueva riqueza para los innovadores”, agregó.

Este fue el séptimo discurso consecutivo de Clinton en una convención de su partido y el segundo para nominar al candidato.

El discurso de Clinton, que sigue gozando de una gran popularidad en el país, llegó en un día de malas noticias para los demócratas, algunas de ellas provocadas por ellos mismos.

Primero, los organizadores de la campaña anunciaron un cambio de escenario para el discurso final de Obama, que inicialmente iba a realizarse el jueves en un estadio de fútbol americano al aire libre pero que terminará realizándose en el Time Warner Cable Arena, cubierto pero mucho más pequeño, por temor a las tormentas que se pronostican.

Después, las sesiones del miércoles comenzaron con disensiones entre los delegados al aprobar un cambio en el programa del partido para reincorporar el punto que reconoce a Jerusalén como la capital de Israel. La plataforma original, aprobada el martes, omitió esa referencia, incluida en el programa de 2008, algo que fue rápidamente criticado por los republicanos como una bofetada a Israel.

El otro cambio fue volver a incluir la palabra “Dios” en el documento, después de que la versión nueva la omitiera, aunque ya mencionaba la fe como parte integral de la sociedad estadounidense.