El Cairo (CNN) - Las protestas por una película antimusulmana siguen causando estragos este jueves, por tercer día consecutivo cerca de la embajada de EE.UU. en El Cairo.

Los manifestantes lanzaron piedras y cocteles molotov mientras las autoridades trataron de dispersarlos disparando bombas lacrimógenas desde vehículos de la policía cuando se dirigían a través de la plaza Tahrir, cerca de la embajada. Al menos 13 manifestantes y seis policías resultaron heridos, los funcionarios del gobierno egipcio el jueves.

De otro lado, un gran número de manifestantes intentó tomar por asalto la embajada de EE.UU. en la capital yemení de Saná este jueves, cuando cerca de seis manifestantes llegaron hasta la puerta principal y trataron de romper las ventanas del cuarto de seguridad, según testigos.

Los enfrentamientos se produjeron en medio de crecientes tensiones en las misiones diplomáticas de Estados Unidos en la región tras el ataque del martes contra el consulado de EE.UU. en Benghazi, Libia, que propició la muerte del embajador Chris Stevens y otros tres funcionarios estadounidenses.

Ese mismo día, el 11º aniversario de los ataques terroristas del 9/11, varios hombres escalaron los muros de la embajada de EE.UU. en El Cairo y destruyeron su bandera remplazándola por otras negras con emblemas islámicos.

Las protestas se produjeron tras conocerse la versión en línea de una película producida en los Estados Unidos, que denigra del profeta Mahoma.

Cerca de 500 personas, muchas coreando consignas antiestadounidenses, protestaron el miércoles en El Cairo contra la película. La protesta continuó hasta el jueves.

La protesta se tornó violenta cuando los manifestantes arrojaron piedras y tumbaron una cerca de alambre de púas frente a la embajada, según Alla Mahmoud, un portavoz del Ministerio del Interior egipcio. Dos camiones y un coche de policía fueron incendiados.