CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

La ira contra EE.UU. por filme sobre Mahoma llega a Australia

Por CNN en Español

(CNN) — Las manifestaciones en las embajadas y consulados de Estados Unidos por una película antiislámica producida en ese país se han expandido a sedes diplomáticas de otras naciones occidentales en el mundo musulmán e incluso a lugares como Australia.

Ataques a las embajadas alemanas y británicas en Sudán; el saqueo de una escuela estadounidense en Túnez; un incendio en un restaurante de comida rápida estadounidense en Líbano, y ataques contra tropas multinacionales para el mantenimiento de la paz en la península del Sinaí, Egipto, fueron algunos de los incidentes más recientes.

Al menos seis personas murieron y decenas resultaron heridas en enfrentamientos registrados en el mundo musulmán por el enojo ante un filme que denigra al profeta Mahoma y se burla del islam.

Pero la ola de protestas llegó este sábado a la ciudad australiana de Sidney, donde manifestantes se enfrentaron con la policía a las afueras del consulado de EU.

Con pancartas con mensajes como “Obama, Obama, nos gusta Osama” y “Decapitar a todos los que insultan al profeta”, varias personas se reunieron afuera de la sede diplomática.

Sin embargo, la protesta se tornó violenta después de que la policía obligó a los manifestantes a alejarse del edificio. Las autoridades utilizaron gas lacrimógeno y perros policía para dispersar a la multitud que arrojaba botellas y zapatos (un grave insulto entre los musulmanes), según testigos y videos de la policía.

Al menos cuatro personas resultaron heridas, entre ellas un agente de la policía que recibió un impacto de botella en el rostro, de acuerdo con testigos y las autoridades.

Diplomáticos occidentales de alto nivel pidieron a líderes de los países donde ocurren los disturbios garantizar la seguridad en consulados y embajadas.

“Estoy siguiendo el desarrollo de los acontecimientos con gran preocupación y hago un llamado a las autoridades nacionales en todos los países afectados para garantizar rápidamente la seguridad de la misión diplomática y proteger al personal diplomático”, dijo a través de un comunicado Catherine Ashton, titular de asuntos exteriores de la Unión Europea.

“Es de vital importancia que en lo inmediato los líderes de las regiones afectadas hagan un llamado a la paz y moderación”.

La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, fue un poco más lejos y advirtió que su país tomará medidas para proteger sus instalaciones diplomáticas si los países en cuestión no detienen la violencia y buscan justicia por los ataques.

Esta semana, en medio de una de las manifestaciones en Bengasi, Libia, falleció el embajador estadounidense Chris Stevens.

“La gente sensata y los líderes responsables de estos países tienen que hacer todo lo posible para restablecer la seguridad y responsabilizar a quienes están detrás de estos actos violentos”, dijo Clinton este viernes.

“Y seguiremos tomando medidas para proteger a nuestro personal en todo el mundo”.

Pero no todas las protestas han sido todas violentas y los manifestantes representan solo una pequeña fracción de la población en estos países. Por ejemplo El Cairo, donde esta semana hubo enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, es una ciudad con 18 millones de habitantes.

Egipto

En el norte del Sinaí, en Egipto, un gran número de fuerzas de seguridad respaldadas por tanques recuperaron el control de una base que alojaba a una fuerza internacional para el mantenimiento de la paz, instalación en la cual irrumpieron militantes islamistas este viernes, informó este sábado la agencia estatal EGYnews.

Los militantes, equipados con armas automáticas, incendiaron camiones y una torre de vigilancia en la base. Los enfrentamientos armados dejaron un saldo de al menos cuatro soldados heridos, así como también un beduino islamista lesionado.

La misión compuesta por 1, 500 soldados ha supervisado desde 1979 la seguridad del tratado de paz entre Egipto e Israel.

En la capital egipcia de El Cairo, un gran número de policías patrullaron las calles tras los enfrentamientos registrados entre manifestantes y agentes de seguridad vestidos de civil, ocurridos después del amanecer del sábado.

Afganistán

En Afganistán, el Talibán se adjudicó la responsabilidad por un ataque contra una base conjunta de Estados Unidos y Gran Bretaña ubicada en la provincia de Helmand que provocó la muerte de dos soldados estadounidenses. El grupo indicó que el atentado fue en respuesta al filme contra el islam.

El incidente Ocurrió después de un llamado del Talibán a sus combatientes para vengarse por la película con mayores ataques contra las tropas de la OTAN.

Túnez

En Túnez, las autoridades advirtieron este sábado que la cifra de muertos podría incrementarse tras el ataque de este viernes en contra de la embajada de EU en ese país, el cual dejó dos muertos.

“Esta cifra inicial podría empeorar puesto que dos personas heridas se encuentra muy graves”, informó la agencia estatal de noticias TAP.

Sudán

En Jartum, la capital de Sudán, las embajadas alemanas y británicas reforzaron su seguridad después de que manifestantes lograron ingresar al complejo que es compartido por ambas misiones diplomáticas, según los ministros de asuntos exteriores de ambas naciones.