Insurgentes con uniformes del ejército de Estados Unidos atacan base de la OTAN
Un infante de marina de Estados Unidos camina frente a un vehículo blindado en la base de Lindsay Foward en Kandahar.

Por  Barbara Starr, Chris Lawrence y Joe Sterling

(CNN) – Insurgentes afganos que realizaron una bien planeada incursión en el campamento militar donde se encuentra el príncipe británico Harry vestían uniformes del ejército de Estados Unidos, dijo la OTAN.

Seis aviones fueron destruidos y cuatro soldados de la OTAN murieron en el ataque.

El uso de uniformes militares estadounidenses podría ser una nueva táctica para los ataques insurgentes. La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés) no le proporcionó a CNN ejemplos anteriores de este tipo de operaciones.

Combatientes bien entrenados realizaron el asalto a Camp Bastion, en la provincia de Helmand, dijo la ISAF.

Unos 15 insurgentes organizados en tres equipos entraron a la base y causaron daño considerable, destruyendo seis estaciones de reabastecimiento de combustible y seis hangares aeronáuticos.

Los atacantes usaron rifles automáticos, lanzagranadas y chalecos suicidas.

Destruyeron seis aviones AV-8B Harrier y averiaron otros dos antes, dijeron representantes de la coalición militar.

Catorce de los insurgentes murieron y uno, que resultó herido, fue capturado, dijo la ISAF.

La ISAF no especificó cómo los insurgentes habrían obtenido los uniformes, pero periodistas de CNN que han estado en Afganistán dicen que son vendidos en mercados locales.

El príncipe Harry es piloto de un helicóptero Apache de Camp Bastion, pero el ministro de Defensa de Reino Unido rechazó categóricamente los reportes de la prensa británica que dicen que el príncipe se encontraba a pocos metros del lugar del ataque.

El príncipe Harry, tercero en la línea de sucesión del trono británico, “no estuvo en peligro” durante el ataque, dijo el mayor Martin Crighton, representante de la ISAF.