Francia confirma la muerte de Abou Zeid, un alto responsable de Al Qaeda, en Mali

Francia confirma la muerte del alto cargo de Al Qaeda Abdelhamid Abou Zeid, en la operación bélica realizada en febrero en el norte de Mali. El dirigente yihadista fue abatido a finales de febrero por el Ejército francés en la región de las montañas de Ifoghas, en el norte de Malí, según ha informado el Elíseo. Se trata de uno de los tres máximos dirigentes del grupo terrorista.

"El presidente de la República confirma la certeza de la muerte de Abdelhamid Abú Zeid durante los combates mantenidos por el Ejército francés en Adrar de los Ifoghas, en el norte de Malí, a finales de febrero", informa el Palacio del Elíseo en una breve nota oficial.

El comunicado destaca la "desaparición" de "uno de los principales dirigentes de AQMI", que califica de "hito en la lucha contra el terrorismo en el Sahel".

El principal comandante de Al Qaeda en la zona

A principios de marzo Chad informó de que las tropas que el país tiene desplegadas en Malí habían acabado con la vida de Abú Zeid y también fuentes de la propia AQMI habían confirmado su fallecimiento, aunque lo atribuían a un bombardeo francés.

Abú Zeid, de nacionalidad argelina, estaba considerado uno de los tres principales comandantes de AQMI, junto con Abu Musab Abdel Wadoud y Mojtar Belmojtar. El fallecido era dirigente del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate argelino, ahora denominado AQMI y está considerado responsable del secuestro de más de 20 ciudadanos occidentales desde 2008.

Asimismo, se le acusa del asesinato del rehén británico Edwin Dyer en 2009 y del ciudadano francés Michel Germaneau (78 años) en 2010.

La muerte de Abú Zeid implica además la desaparición de millones de euros en rescates pagados para la liberación de rehenes, ya que era el único en saber en qué lugar del desierto del Sáhara estaba escondido este dinero.