CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Senadores recorren la frontera EE.UU. – México por la reforma inmigratoria

Por Paula Andrea Daza

Por Alan Silverleib, CNN

(CNN) — Un grupo bipartidista de senadores de Estados Unidos recorrió este miércoles la frontera de EE.UU. – México, en Arizona, como un signo del impulso para un acuerdo sobre el polémico tema de la reforma inmigratoria que ha estado atorado en los últimos años.

Los senadores republicanos de Arizona, John McCain y Jeff Flake, se unieron en la gira con los demócratas Chuck Schumer y Michael Bennet. Los cuatro son parte de un grupo de ocho senadores quienes se espera den a conocer una legislación inmigratoria en abril.

Leer: Senadores acuerdan puntos clave del proyecto de reforma inmigratoria en EU

El presidente Barack Obama también intensificó su presión por un proyecto de ley integral, durante entrevistas en los días recientes con las cadenas hispanas Telemundo y Univisión. Si bien ambas entrevistas fueron embargadas, se espera que la cuestión de la inmigración domine el debate.

En una ceremonia de naturalización en la Casa Blanca, Obama dijo este lunes que espera que la acción legislativa sea presentada el próximo mes. “Estamos haciendo progresos, pero tenemos que terminar el trabajo”, indicó el presidente. “Quiero firmar ese proyecto de ley tan pronto como sea posible”.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo este miércoles a la prensa que se encuentra “optimista” sobre las posibilidades de éxito de esta legislación.

Demócratas y republicanos se han estancado durante años en la discusión de cuál es la mejor manera de asegurar la frontera del país mientras se resuelve la situación de aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Una fuente cercana a las negociaciones del Congreso dijo a CNN que los ocho senadores han llegado a un acuerdo provisional sobre algunos de los temas más espinosos, como el camino hacia la ciudadanía y medidas para asegurar la frontera.

El grupo también está trabajando en la renovación de un programa para trabajadores temporales, señaló la fuente.

Uno de los temas pendientes es el futuro de los empleados temporales poco calificados que llegaban a Estados Unidos como camareros, meseros y empleados de hoteles, entre otros. El grupo está discutiendo cuánto se les debe pagar y a cuántos trabajadores se les permitirá el ingreso al país.

La fuente dijo a CNN que los senadores han acordado básicamente un camino de 13 años para obtener la ciudadanía. Se necesitarían 10 años para que los trabajadores ilegales pudieran aplicar por una tarjeta verde o green card y así trabajar legalmente en Estados Unidos. Luego deben esperar tres años más para adquirir la ciudadanía.

Los trabajadores indocumentados tendrían que pagar una multa, impuestos atrasados, y no tener antecedentes penales. También han acordado que ningún trabajador será elegible para la ciudadanía hasta que se considere que la frontera está segura, según la fuente.

Otros senadores republicanos que participan en las conversaciones migratorias son Lindsey Graham, de Carolina del Sur; Marco Rubio, de Florida; y por los demócratas, Robert Menéndez, de Nueva Jersey; y Dick Durbin, de Illinois.